Retablo del Santuario

La imagen central representa al Cristo de la Divina Misericordia.
El cuadro de la izquierda representa a la Virgen María Madre del Amor Hermoso.
El cuadro de la derecha a Sto. Tomás de Aquino, patrón de la Parroquia.
Todos fueron pintados y donados a este templo por la pintora de Cartagena Dª Antonia Huertas.

viernes, 12 de diciembre de 2014

Hoja parroquial de los Rectores
Domingo III de Adviento. Escritura: Isaías 61, 1-2.10-11; 1 Tesalonicenses 5, 16-24;
Juan 1, 6-8.19-28


EVANGELIO

Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: éste venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que por él todos vinieran a la fe. No era él la luz, sino testigo de la luz.
Los judíos enviaron desde Jerusalén sacerdotes y levitas a Juan, a que le preguntaran: -¿Tú quién eres? El confesó sin reservas: -Yo no soy el Mesías. Le preguntaron: Entonces, ¿qué? ¿Eres tú Elías? El dijo: _No lo soy. ¿Eres tú el profeta? Respondió: -No. Y le dijeron: -¿Quién eres? Para que podamos dar una respuesta a los que nos han enviado,¿qué dices de ti mismo? El contestó: -Yo soy "la voz que grita en el desierto: Allanad el camino del Señor" (como dijo el profeta Isaías). Entre los enviados había fariseos y le preguntaron: -Entonces, ¿por qué bautizas, si tú no eres el Mesías, ni Elías, ni el Profeta? Juan les respondió: -Yo bautizo con agua; en medio de vosotros hay uno que no conocéis, el que viene detrás de mí, que existía antes que yo y al que no soy digno de desatar la correa de la sandalia.
Esto pasaba en Betania, en la otra orilla del Jordán, donde estaba Juan bautizando



COMENTARIO
Un día le preguntaron a un profesor: ¿cuál es el sentido de la vida?
Y éste sacando del bolsillo un trozo de espejo dijo a sus alumnos.
Cuando yo era pequeño me encontré un espejo roto y me quedé con este trozo y empecé a jugar con él. Era maravilloso, podía iluminar agujeros profundos y hendiduras oscuras. Podía reflejar la luz en esos lugares inaccesibles y esto se convirtió para mi en un juego fascinante.
Cuando ya me hice hombre comprendí que no era un juego de infancia sino un símbolo de lo que yo podía hacer con mi vida. Comprendí que yo no soy la luz ni la fuente de la luz. Pero supe que la luz existe y ésta sólo brillará en la oscuridad si yo la reflejo.
Soy un trozo de espejo y aunque no poseo el espejo entero, con el trocito que tengo puedo reflejar luz en los corazones de los hombres y cambiar algunas cosas en sus vidas. Ese soy yo. Ese es el significado de mi vida.
Juan, el hombre enviado por Dios, el presentador de Jesús, el vocero
del bautismo en el Espíritu, comprendió también que él no era la luz, sino un reflejo de la luz, él era sólo el despertador que anuncia la luz del nuevo día, y al Señor de todos los días.
Juan, un predicador al aire libre y callejero, metía mucho ruido y atraía a mucha gente y bautizaba en el río Jordán y tenía sus seguidores y esto preocupaba a las autoridades.
Así pues el alcalde y las autoridades de Jerusalén le enviaron unos periodistas del Heraldo de Soria para hacerle una entrevista y tomar algunas fotos a Juan bautizando.
¿Quién eres tú?, le preguntaron.
"Yo no soy el Cristo. Yo no soy Elías. Yo no soy el Profeta."
Podía haber contestado: soy el hijo de Zacarías e Isabel. Mi padre es sacerdote del templo de Jerusalén.
Juan se describe a si mismo en función de su trabajo, de su misión, de su ministerio. Su identidad, su ID se lo da Cristo. Es un hombre, enviado por Dios, para predicar el camino del Señor. Juan no quiere títulos para él, no quiere ser confundido ni revestirse con las ropas de otro.
"Yo soy la voz del que grita en el desierto".
Juan es una voz anónima y pasajera.
Lo que importa es la voz.
Lo que importa es lo que la voz grita.
Lo que importa es que el mensaje se escuche.
Lo que importa es que Jesús sea anunciado.
Lo que no importa es de quién es la voz.
Y Juan fue por uno días el altoparlante de Dios que anunciaba a "uno que está en medio de ustedes y que no conocen".
En mis rondas nocturnas visitando a las familias del barrio llamé a una puerta y la abrió un joven y éste dijo es el Padre. Y su hermano dijo: "Déjale entrar , esa voz la he oído yo predicar en las calles".
No me conocía ni sabía mi nombre. Pero conocía la voz.
La voz que habla y anuncia a Jesús, eso es lo importante, la voz que llega al corazón y lo prepara para acoger la Palabra eterna de Dios.

AVISOS
-          ¿Se nota en casa que ya está muy cerca la Navidad? Hay que ultimar los adornos adecuados a esta Fiesta tan importante. Que no falte el Nacimiento
-          MIERCOLES: 20 H. Cenáculo Contemplativo de la Divina Misericordia.

-          SABADO 20: Representación Navideña por parte de niños de Catequesis al terminar la Misa de la tarde (20 h.). Todos invitados.

viernes, 5 de diciembre de 2014

HOJA PARROQUIAL DE LOS RECTORES
 2º Domingo de Adviento (2)
Escritura: Isaías 40, 1-5.9-11; 2 Pedro 3, 8-14;
Marcos 1, 1-8

EVANGELIO
Comienza el Evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios.
Está escrito en el profeta Isaías: Yo envío mi mensajero delante de ti para que te prepare el camino.
Una voz grita en el desierto: Preparadle el camino al Señor, allanad sus senderos.
Juan bautizaba en el desierto: predicaba que se convirtieran y se bautizaran, para que se les perdonasen los pecados. Acudía la gente de Judea y de Jerusalén, confesaban sus pecados y él los bautizaba en el Jordán.
Juan iba vestido de piel de camello, con una correa de cuero a la cintura, y se alimentaba de saltamontes y de miel silvestre. Y proclamaba: -Detrás de mí viene el que puede más que yo, y yo no merezco agacharme para desatarle las sandalias.
Yo os bautizo con agua, pero él os bautizará con Espíritu Santo.



http://www.parroquiaelpilarsoria.es/barraparroquia1.gif

COMENTARIO
Érase una vez un cursillista que estaba orando y leyendo la Biblia en su habitación. De repente entró en la habitación su hijo llorando. El niño había estado jugando con un amigo al escondite y se había escondido tan bien que el amigo se cansó de buscarlo y al no encontrarlo se marchó a su casa.
-Papá, no es justo, le dijo su hijo, debería haber seguido buscándome.
No está bien, le dijo el padre, pero ahora ya sabes cómo se siente Dios. Dios también se escondió muy bien y los hombres han dejado de buscarle. Y Dios también está triste. Y no es justo.
Dios escondido en un niñito que nació en Belén. Dios escondido en el pan. Dios escondido en sus hijos. Cuando lo encontramos en su escondite, Dios llora de alegría.
Una palabra que resuena hoy con fuerza en el evangelio es "preparar".
"Mando mi mensajero para prepararte el camino".
"Escuchen este grito: preparen el camino del Señor, enderecen sus senderos". Nosotros, los que venimos a la iglesia, vivimos un tiempo de espera, Adviento. Vivimos el "ya", Jesucristo vino en Navidad y el "todavía no" de su segunda venida. Vivimos el "ya" de nuestra primera conversión y el "todavía no" estamos convertidos del todo.
Vivimos el "ya" de su presencia gozosa en la Palabra, los hermanos, los sacramentos... y el "todavía no" de la visión plena en la casa del Padre.
Porque vivimos en la espera, en el "todavía no", necesitamos siempre, siempre, preparar el camino y enderezar los senderos de la vida..
Es orgullo, es pecado, es idolatría pensar que no necesitamos una permanente purificación.
Es orgullo, es pecado, es idolatría pensar que ya hemos encontrado al Dios que juega al escondite con nosotros.
Dios no es un cheque que recibo cada domingo como premio por asistir a la asamblea cristiana y que puedo gastar a mi antojo.
Dios no es un poco de morfina para mitigar mi dolor.
Dios es lo que "todavía no" poseo del todo, no conozco del todo, y no amo del todo.
Dios es el que viene, el que espero y cuya venida preparo hoy y siempre.
Nosotros, los que venimos a la iglesia, sabemos y queremos purificarnos y seguir buscando al Dios escondido.
Juan Bautista predicaba a la gente hablando de bautismo y de conversión para alcanzar el perdón de los pecados.

SOLEMNIDAD DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN

EVANGELIO: En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la virgen se llamaba María. El ángel, entrando a su presencia, dijo: Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo; bendita tú entre las mujeres.
Ella se turbó ante estas palabras, y preguntaba qué saludo era aquél.
El ángel le dijo: No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.

Y María dijo al ángel: ¿Cómo será eso, pues no conozco varón? El ángel le contestó: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra: por eso el santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios. Ahí tienes a tu pariente Isabel que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible.
María contestó: Aquí está la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra. Y el ángel se retiró.

HORARIO DE MISAS: Como sábados y domingos.

En la Misa de 11,30 haremos la Consagración de las familias al Inmaculado Corazón de María.

sábado, 15 de noviembre de 2014

EL PRIMER TALENTO QUE RECIBIMOS DE DIOS ES LA VIDA. FELICES LAS MADRES QUE SABEN AGRAZAR A SU HIJO YA EN EL SENO MATERNO. LAS QUE NO LO HACEN NO SABEN LO QUE HACEN, PERO ESTÁN DANDO MUERTE DE NUEVO A JESÚS. NO TENEMOS DERECHO A CEGAR LAS FUENTES DE LA VIDA, Y HAY QUE DEFENDER EL DERECHO A NACER Y VIVIR QUE TIENE TODO SER HUMANO.
EL DÍA 22 HAY QUE MANIFESTARSE EN MADRID

HOJA PARROQUIAL DE LOS RECTORES
Domingo 33 t.o. Escritura: Proverbios 31,10-13.19-20.30-31; 1 Tesalonicenses 5,1-6;
Mateo 25, 14-30
EVANGELIO

En aquel tiempo Jesús dijo a sus discípulos esta parábola: Un hombre que se iba al extranjero llamó a sus empleados y los dejó encargados de sus bienes: a uno le dejó cinco talentos de plata, a otro dos, a otro uno; a cada cual según su capacidad. Luego se marchó.
El que recibió cinco talentos fue enseguida a negociar con ellos y ganó otros cinco. El que recibió dos hizo lo mismo y ganó otros dos. En cambio, el que recibió uno hizo un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su señor. Al cabo de mucho tiempo volvió el señor de aquellos empleados y se puso a ajustar las cuentas con ellos. Se acercó el que había recibido cinco talentos y le presentó otros cinco, diciendo: -Señor, cinco talentos me dejaste, mira, he ganado otros cinco.
Su señor le dijo; -Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor, como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante, pasa al banquete de tu señor.
Se acercó luego el que había recibido dos talentos y dijo: -Señor, dos talentos me dejaste; mira, he ganado otros dos.
Su señor le dijo: Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor.
Finalmente, se acercó el que había recibido un talento y dijo: -Señor, sabía que eres exigente, que siegas donde no siembras y recoges donde no esparces; tuve miedo y fui a esconder tu talento bajo tierra. Aquí tienes lo tuyo.
El señor le respondió:- Eres un empleado negligente y holgazán. ¿Con que sabías que siego donde no siembro y recojo donde no esparzo? Pues debías haber puesto mi dinero en el banco para que al volver yo pudiera recoger lo mío con los intereses. Quitadle el talento y dádselo al que tiene diez. Porque al que tiene se le dará y le sobrará; pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que tiene. Y a ese empleado inútil echadlo fuera, a las tinieblas; allí será el llanto y el rechinar de dientes.
 COMENTARIO
Erase un árbol muy viejo que parecía haber sido tocado por el dedo de Dios porque siempre estaba lleno de frutos. Sus ramas, a pesar de sus muchos años, nunca se cansaban de dar frutos y era la delicia de todos los viajeros que por allí pasaban y se alimentaban de sus frutos.
Un día, un comerciante compró el terreno en que estaba el árbol y edificó una valla a su alrededor. Los viajeros le dijeron al nuevo dueño les dejara alimentarse de los frutos del árbol como siempre lo habían hecho.
"Es mi árbol, es mi fruta. Yo lo compré con mi dinero", les contestó.
A los pocos días sucedió algo sorprendente. El árbol murió. ¿Qué causó esa muerte repentina? Cuando se deja de dar, se deja también de producir frutos y la muerte aparece inevitablemente. El árbol empezó a morir el día en que la valla empezó a subir. La valla fue la tierra que enterró el árbol.
La parábola de Jesús, llamada de los talentos, suena a juicio, a premio y castigo, a escándalo, a regreso del dueño. De los dos primeros empleados nos dice el evangelio que fueron "fieles en las cosas pequeñas" y el dueño les confió responsabilidades mayores y los asoció a su gozo. Fieles en la ausencia de su señor. "Fieles en las cosas pequeñas."
¿Cuáles son esas cosas pequeñas? Sus posesiones, su hacienda, su dinero, las cosas materiales. Fueron fieles, arriesgados y multiplicaron el capital del dueño y fueron felicitados y recompensados.
¿Somos así nosotros? ¿Nos puede felicitar el Señor por ser fieles en las cosas pequeñas?
.
§  ¿Tienes inteligencia? Úsala.
§  ¿Tienes fuerza? Úsala.
§  ¿Tienes una familia? Quiérela.
§  ¿Tienes un trabajo? Cumple bien.
§  ¿Tienes hijos? Edúcalos.
§  ¿Tienes fe? Celébrala.
§  ¿Tienes una iglesia? Visítala.
Dios nos ha dejado la tierra, su hacienda, para que la recreemos, la hagamos más habitable, más humana, para que cuando él venga la encuentre más rica, más en orden, más en paz.

MES DE NOVIEMBRE, MES DE LOS FIELES DIFUNTOS
No olvidemos que la Iglesia dedica todo este mes para rezar por los fieles difuntos que necesiten nuestra oración para purificar el alma.  Es una obra de caridad que nos acordemos de los que ya murieron, familiares o conocidos nuestros. Algún dia puede que seamos nosotros los necesitados de esas oraciones. ¿Qué podemos hacer?:
-Ofrece la santa Misa por algún difunto concreto
-Reza cada día al menos un padrenuestro por el alma que más lo necesite
-Ofrece aquello que más te cuesta por todas las almas del purgatorio

-Prepara tu muerte futura llevando una vida cristiana en serio. Cultiva bien los talentos que Dios te ha dado, y que un día debes dar cuenta de ellos.

viernes, 7 de noviembre de 2014

Hoja parroquial de los rectores
Solemnidad de la Dedicación de la Basílica de Letrán en Roma. Escritura: Génesis 28,11-18; Apocalipsis 21, 1-5;
Juan 2, 13-22
EVANGELIO
En aquel tiempo se acercaba la Pascua de los judíos y Jesús subió a Jerusalén. Y encontró en el templo a los vendedores de bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas sentados; y, haciendo un azote de cordeles, los echó a todos del templo, ovejas y bueyes; y a los cambistas les esparció las monedas  y les volcó las mesas; y a los que vendían palomas les dijo: -Quitad esto de aquí; no convirtáis en un mercado la casa de mi Padre.
Sus discípulos se acordaron de lo que está escrito:
“El celo de tu casa me devora”.

Entonces intervinieron los judíos y le preguntaron:
¿Qué signos nos muestras para obrar así?
Jesús contestó: Destruid este templo, y en tres días lo levantaré.
Los judíos replicaron: -Cuarenta y seis años ha costado construir este templo, ¿y tú lo vas a levantar en tres días?
Pero él hablaba del templo de su cuerpo. Y cuando resucitó de entre los muertos, los discípulos se acordaron de que lo había dicho, y dieron fe a la Escritura y a la Palabra que había dicho Jesús.
http://www.parroquiaelpilarsoria.es/barraparroquia1.gif
HOMILÍA 1
No sé si  les gusta leer todos esos anuncios y mensajes que llenan las paredes de la ciudad. Unos nos invitan a consumir, otros a pensar y otros a pecar. Déjenme que les diga: algunos que invitan a pensar. He leído en alguna valla publicitaria:
“¿La carretera por la que viaja le lleva a mi casa?” “Nos vemos el domingo en mi casa antes del partido”. Firmados por Dios.
Hay personas santas, el fin de semana pasado las recordábamos y hay también lugares santos. Todos conocemos muchas personas buenas y santas entre nosotros, personas que se toman la vida cristiana muy en serio y la viven con gran alegría.
Pocas veces predicamos sobre los lugares santos. Menos mal que la liturgia es sabia y nos presenta fiestas y enseñanzas que a nosotros ni nos pasan por la mente.
El mundo está lleno de lugares santos, lugares en que los hombres han intuido que hay alguien más grande que nosotros al que hay que buscar y servir. Las ruinas gigantescas del Machu Pichu en los Andes. Teotihuacan: “lugar de los dioses” cerca de México. La Meca de los musulmanes, el río Ganges…
La Biblia está llena de lugares santos: Betel, la zarza ardiendo, el Sinaí…
Dicen que no encuentran la primera piedra del Capitolio de los Estados Unidos. Hubo una gran ceremonia cuando se puso la primera piedra a principios del siglo 19. Con el tiempo se fue hundiendo y ahora la buscan y no la encuentran. Siguen cavando para dar con ella y recuperar los objetos enterrados que guardan el secreto y la finalidad de ese edificio. Es la piedra angular, piedra histórica y símbolo de todo un país.
       Nosotros estamos aquí para edificar nuestra vida sobre la piedra angular que es Cristo. Esta piedra, Cristo, no está escondida, pero hay que buscarla –tantos la han perdido- y es el símbolo no de un país sino del mundo entero. Fuera de Cristo no hay salvación. Busque la piedra angular, Cristo, entre los escombros de su vida. Está ahí…
Celebramos hoy una fiesta rara, desconocida para nosotros. LA DEDICACIÓN DE LA BASÍLICA DE LETRÁN.

       El 9 de noviembre del año 324 los cristianos, después de las persecuciones, dedicaron a el Salvador esta primera iglesia. Es como la parroquia del Papa y se la considera la madre y cabeza de las iglesias de todo el mundo cristiano. Es signo de unidad en la misma fe, símbolo de la primera piedra, Cristo Jesús, todos conectados al único Salvador.
       Mis padres, mis catequistas me enseñaron muy pronto el camino del templo. Recién nacido me llevaron al templo para bautizarme y hacerme una “piedra viva” junto a la “piedra angular”, Cristo Jesús. Desde entonces siempre he sabido que, al ir al templo, iba a la casa de Dios, al lugar santo, a la tienda del encuentro entre Dios y los hombres. Allí aprendí a santiguarme, arrodillarme, orar, escuchar la palabra de Dios, cantar…Y sigo acudiendo al templo con gozo.
       Jesús visitaba el templo, la sinagoga, con frecuencia. Recién nacido fue presentado en el templo. Jesús subía cada año a la casa de oración siguiendo la tradición de sus mayores. A los doce años se perdió en el templo “porque debía ocuparse de las cosas de su Padre”.
       El evangelio de hoy nos recuerda que Jesús hizo un látigo y expulsó del templo a todos aquellos traficantes que lo habían convertido en una “cueva de ladrones”.
       Este enojo del Señor vale también para hoy.
       Todos los templos, incluido el nuestro, tienen que ser lugares santos, casa de oración, ámbito del encuentro con Dios, sitio para pedir perdón y celebrar su amor, y ser enviados a transformar el mundo.
       Venir aquí es aceptar la invitación de Dios a ser sus invitados de honor.


ESTA SEMANA
Este miércoles, A LAS 8 DE LA TARDE,  organizado por el Apostolado de la Divina Misericordia, tendremos un encuentro de formación y oración según el método de la LECTIO DIVINA.

     Este método, muy sencillo y eficaz, fue ideado por los monjes del cister para utilizarlo en sus encuentros de oración, en comunidad o solos. Se parte de un pasaje evangélico, se dialoga sobre el mismo, se contempla personalmente la escena, se saca unos propósitos de grupo y personales, y se termina con una oración. La duración es de una hora. La tendremos siempre los segundos miércoles de mes.

martes, 28 de octubre de 2014

sábado, 18 de octubre de 2014

Hoja parroquial de los rectores
Domingo 29 del T.O. ciclo A. Escritura: Isaías 45, 1.4-6; 1 Tesalonicenses 1, 1-5; Mateo 22, 15-21
EVANGELIO
En aquel tiempo, los fariseos se retiraron y llegaron a un acuerdo para comprometer a Jesús con una pregunta. Le enviaron unos discípulos, con unos partidarios de Herodes, y le dijeron: -Maestro, sabemos que eres sincero y que enseñas el camino de Dios conforme a la verdad;
sin que te importe nadie, porque no te fijas en las apariencias. Dinos, pues, qué opinas; ¿es lícito pagar impuesto al César o no?
Comprendiendo su mala voluntad, les dijo Jesús: -¡Hipócritas!, ¿por qué me tentáis? Enseñadme la moneda del impuesto.
Le presentaron un denario. Él les preguntó: ¿De quién son esta cara y esta inscripción?
Le respondieron: -Del César.
Entonces les replicó: -Pues pagadle al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios.
http://www.parroquiaelpilarsoria.es/barraparroquia1.gif
HOMILÍA 1
A un hombre de negocios le preguntaron una vez: ¿Cuál es su ocupación?
-Soy un cristiano, contestó.
No, no, ¿cuál es su trabajo?
-Soy un cristiano.
No, usted no entiende, dijo el periodista, ¿cómo se gana usted la vida?
Mire, mi trabajo, a tiempo completo, es ser cristiano y además tengo una tienda para poder pagar las facturas. Ese hombre entendía el evangelio de hoy. Daba al César lo suyo y a Dios también.
A Jesús, sus enemigos, siempre le andaban buscando las cosquillas con preguntas comprometidas para ver si era un buen judío, si era un buen patriota, si colaboraba con los romanos, si lo podían acusar de terrorista…

Hoy, le preguntan: Jesús qué opinas, ¿hay que pagar el impuesto al César?  Hoy, el César es cualquier Presidente de Gobierno...., es decir, la autoridad, los gobiernos de este mundo.
Jesús responde con otra pregunta; ¿De quién es la imagen que está en las monedas y billetes que ustedes usan?
Dios y el César no son dos opciones que estén al mismo nivel
Lo que pertenece al César es local, temporal, caduco y lleva su imagen y su inscripción. Y nos identificamos con esas imágenes y le pagamos nuestro tributo: en dinero, en tiempo, en propaganda, en ropas… Son nuestras lealtades a las cosas que pasan, a los Césares del momento, a las modas, a los partidos políticos y todos nos piden un impuesto.
Jesús no quiere entrar en ese juego, no quiere caer en la trampa de las pequeñas lealtades de lo temporal y caduco.
Dios no es temporal sino eterno, de un lugar o nación sino universal, no pasa como las monedas, permanece siempre, no cambia cada cuatro años como los gobiernos, Dios es siempre. La imagen de Dios no está grabada en una moneda. La imagen de Dios está grabad en el corazón. “Den a Dios lo que es de Dios”. Aquí es donde se sitúa el mensaje de Jesús, en Dios su Padre.
Jesús no vino a dirimir pleitos ni a ser el juez de los negocios humanos, vino a hacernos partícipes del negocio de Dios, la vida divina.
Y Jesús nos pregunta hoy, ¿quién lleva la imagen de Dios? ¿Quién fue hecho a imagen de Dios?
Nosotros, todo ser humano es imagen de Dios.

ESTA SEMANA
Miercoles 22: A las 20,30 Cenáculo Contemplativo de la Divina Misericordia.
Catequesis de Confirmación
+Par niños a partir de la Primera Comunión y Adolescentes
Comienza este miércoles de 6 a 7.
Confirmación de adultos a partir de los 25 años
La fecha más próxima es el 15 de marzo. Como preparación intensiva tendremos cursillo ese fin de semana, comenzando el 13 a las 9 de la noche, continuando el 14 por la tarde, para finalizar el domingo 15 con la celebración del Sacramento.
       Los interesados deben comunicarlo en la parroquia lo antes posible para prever la celebración con el Obispado.

       Recordamos que para contraer matrimonio y ser padrino de bautismo es necesario estar confirmado, y aportar el certificado correspondiente.