jueves, 4 de febrero de 2016

CURSO DE ORACIÓN CRISTIANA

El miércoles de Ceniza, a las 8 de la tarde, dará comienzo el CURSO DE ORACIÓN CRISTIANA programado para esta Cuaresma. Cada MIÉRCOLES celebraremos la sesión correspondiente, en las que se irán tratando todos  los temas relacionados con un buen ejercicio de la oración en sus distintos niveles. Están todos invitados, siguiendo la indicación de Jesucristo: ORAD SIEMPRE Y NO OS CANSÉIS
Dirige: D. Juan García Inza
Lugar: Salón Parroquial (Entrada por la puerta pequeña de la fachada principal)

Hoja Parroquial de Los Rectores

 Domingo V del T.O. Escritura:  Isaías 6,1-2a.3-8; 1 Corintios 15,1-11; Lucas 5,1-11

EVANGELIO
En aquel tiempo, la gente se agolpaba alrededor de Jesús para oír la palabra de Dios, estando él a orillas del lago de Genesaret. Vio dosbarcas que estaban junto a la orilla; los pescadores habían desembarcado y estaban lavando las redes. Subió a una de las barcas, la de Simón, y le pidió que la apartara un poco de tierra. Desde la barca, sentado, enseñaba a la gente. Cuando acabó de hablar, dijo a Simón: "Rema mar adentro, y echad las redes para pescar". Simón contestó: "Maestro, nos hemos pasado la noche bregando y no hemos cogido nada; pero, por tu palabra, echaré las redes". Y, puestos a la obra, hicieron una redada de peces tan grande que reventaba la red. Hicieron señas a los socios de la otra barca, para que vinieran a echarles una mano. Se acercaron ellos y llenaron las dos barcas, que casi se hundían. Al ver esto, Simón Pedro se arrojó a los pies de Jesús, diciendo: "Apártate de mi, Señor, que soy un pecador". Y es que el asombro se había apoderado de él y de los que estaban con él, al ver la redada de peces que habían cogido; y lo mismo les pasaba a Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Jesús dijo a Simón: "No temas; desde ahora serás pescador de hombres".
Ellos sacaron las barcas a tierra y, dejándolo todo, lo siguieron.

http://www.parroquiadelmundo.org/barraparroquia1.gif
COMENTARIO

El inventor del lápiz, antes de meterlo en la caja y enviarlo al mundo le dijo: "Cinco cosas debes saber y recordar siempre si quieres ser el mejor lápiz del mundo".
  1. Podrás hacer grandes cosas, pero sólo si permites que alguien te use.
  2. Experimentarás dolor cuando te saquen punta, pero es necesario si quieres ser el mejor lápiz del mundo.
  3. Corregirás todas las faltas que cometieres.
  4. Tu parte más importante está siempre dentro de ti.
  5. Dejarás tu huella sobre toda superficie sobre la que seas usado.
Y a pesar de todo, sigue escribiendo.
El lápiz lo entendió y prometió recordarlo siempre y después entró en la caja con este propósito en su corazón.
Ahora ponte tú en el lugar del lápiz.
  1. Puedes hacer grandes cosas, pero sólo si dejas que Dios y los demás te usen y, a veces, abusen.
  2. Sentirás dolor cuando los problemas de la vida y las dificultades de todo tipo te saquen punta. Es necesario para crecer y fortalecerte.
  3. Corrige todos los errores que cometas.
  4. Tu parte más importante está dentro de ti.
  5. Deja una huella hermosa por donde escribas y pases.
Después de ser rechazado por sus compatriotas de Nazaret, Jesús comienza la aventura de coleccionar lápices, hombres sencillos, pecadores, y dispuestos a dejarse afilar, usar y dejar impresa la huella de Jesús en el mundo.
Pedro, Santiago y Juan son los primeros lápices de esta colección de Jesús.
Si Jesús, el hijo de Dios, lo puede todo ¿para qué necesita colaboradores?
Si Jesús, la palabra de Dios, lo transforma todo ¿para qué necesita hombres rudos y pecadores?
Si Jesús con su muerte y resurrección lo redime todo, salva a todos, ¿para qué nos necesita a nosotros?
La historia de la salvación iniciada por Dios Padre, consumada por Jesucristo y pilotada por el Espíritu Santo es también nuestra historia. Dios para nosotros, Dios con nosotros.
En esta barca de Pedro que, a veces no pesca nada, y otras muchas se hunde, todos somos llamados a echar las redes para hacer la pesca milagrosa de Jesús.
Hoy, los protagonistas somos nosotros. Hoy, la pesca del día somos nosotros. Hoy, la barca a la que sube el Señor es la barca de nuestra parroquia. Y nos invita a echar las redes.
Tal vez hemos trabajado mucho, pero nos ha faltado su Espíritu, su presencia. Hemos trabajado mucho pero para nosotros, no para Él. Hemos trabajado mucho desde la fuerza de la carne, no desde el poder del Espíritu. Hemos trabajado mucho desde nuestra sabiduría, no desde la sabiduría de Dios… y hemos pescado poco.
Nosotros somos la nueva colección de lápices de Jesús. Él cuenta contigo, con todos.
Así como el lápiz deja huella, deja una obra maestra en manos de un buen dibujante, así también nosotros seremos eficaces en la medida en que Jesús nos afile y nos use con su poder.
La historia de Isaías, de Pablo y de Pedro son fantásticas y podríamos hablar de ellas durante horas. Ellos respondieron a Dios y fueron lápices eficaces en sus manos, dieron gloria a Dios y son parte de esta historia de salvación de Dios con nosotros.
Pero aquí, aunque parezca exagerado, no venimos a hablar de ellos, venimos a hablar de nosotros.
¿Por qué? Porque el mismo Jesús que llamó a Pedro, Santiago y Juan, nos llama a todos nosotros.
Jesús está hoy en la barca de nuestra Parroquia, no tiene otra, y nos ve cansados y con las redes vacías y nos invita a echarlas otra vez. Y nos da una red nueva: la palabra, la oración, la valentía, y nos invita a seguir invitando a los hombres. No le digas que no.

AVISOS

Esta semana comenzamos la SANTA CUARESMA.

+MIERCOLES DE CENIZA: A las 6 de la tarde CELEBRACIÓN DE IMPOSICIÓN DE CENIZA PARA NIÑOS HY PERSONAS QUE NO PUEDAN VENIR A LA MISA DE 7,30
+A las 7,30: Misa de INICIO DE LA CUARESMA: Con IMPOSICIÓN DE CENIZA
+A las 8 comenzamos EL CURSO DE ORACIÓN CRISTIANA  que tendrá lugar durante cinco  miércoles en el Centro Parroquial (Entrada por la puerta pequeña de la fachada principal)
ABSTINENCIA DE CARNE ESTE MIERCOLES Y TODOS LOS VIERNES
Con carcater voluntario se recomienda el AYUNO DE LOS VIERNES

+EL LUNES LA MISA SE CELEBRARÁ A LAS 10 DE LA MAÑANA. EL RESTO DE LA SEMANA HORARIO NORMAL

viernes, 29 de enero de 2016

HOJA PARROQUIAL DE LOS RECTORES

Domingo IV del T.O. Ciclo C Escritura: Jeremías 1, 4-5.17-19; 1 Corintios 12, 31 - 13,13;
Lucas 4, 21-30

EVANGELIO

En aquel tiempo, comenzó Jesús a decir en la sinagoga: "Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír. Y todos le expresaban su aprobación y se admiraban de las palabras de gracia que salían de sus labios. Y decían: "¿No es éste el hijo de José"? Y Jesús les dijo: "Sin duda me recitaréis aquel refrán: "Médico, cúrate a ti mismo"; haz también aquí en tu tierra lo que hemos oído que has hecho en Cafarnaún". Y añadió: "Os aseguro que ningún profeta es bien mirado en su tierra. Os garantizo que en Israel había muchas viudas en tiempos de Elías, cuando estuvo cerrado el cielo tres años y seis meses, y hubo una gran hambre en todo el país; sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías; más que a una viuda de Sarepta, en el territorio de Sidón.
Y muchos leprosos había en Israel en tiempos del profeta Eliseo; sin embargo, ninguno de ellos fue curado, más que Naamán, el sirio".
Al oír todo esto, todos en la sinagoga se pusieron furiosos y, levantándose, lo empujaron fuera del pueblo hasta un barranco del monte en donde se alzaba su pueblo, con intención de despeñarlo. Pero Jesús se abrió paso entre ellos y se alejaba.

http://www.parroquiadelmundo.org/barraparroquia1.gif

COMENTARIO
Uno de los personajes más fascinantes y dramáticos del circo es el domador rodeado de sus leones y sus tigres. Éste hace que salten anillos de fuego, se sienten a sus órdenes y coloquen mansamente sus zarpas sobre su cuello. El domador se siente dueño y señor, ha domesticado a sus fieras.
Los niños embelesados se preguntan: ¿quién es éste a quien los leones y los tigres obedecen? Y aplauden su valor. Si se pueden domar los tigres y los leones, todo se puede domar, todo se puede convertir en mi mascota.
Todos los humanos, incluidos los predicadores y los curas, queremos, sin querer a veces, domesticar la palabra de Dios, debilitarla, someterla, que pase por el aro de nuestro fuego, en lugar de quemar con el fuego de Dios. Tremenda tentación la de reducir a Dios y su mensaje a tamaño natural, a postal o sticker de consumo.
Dios no es un tigre que pueda ser domado por ningún domador por más experto y valiente que sea. Y su mensaje tampoco.
Los políticos sondean primero a los ciudadanos para conocer su opinión.
Que los votantes son partidarios de la pena de muerte, ellos también; que son partidarios del aborto, ellos también; que son partidarios de bajar los impuestos, ellos también. Es el camuflaje electoral.
A la iglesia venimos a escuchar a los profetas, no a los políticos. Los profetas como Jeremías, Pablo y Jesús no nos preguntan nuestra opinión. Simplemente hablan palabra de Dios: exigente, dramática, apasionada, amorosa, sin anestesia… palabra de Dios, no de nosotros oyentes, palabra de Dios para nosotros los enamorados de Dios.
Hoy, millones de católicos son como Jeremías formados, conocidos y consagrados por Dios con este mensaje "levántense y díganles a todos lo que les mando" y como no les gustará el mensaje intentarán derrotarles o ignorarles pero no podrán porque yo estoy con ustedes para liberarles. El profeta Jesús, en el evangelio, nos dice:"Hoy, esta palabra se cumple en medio de ustedes"
Los profetas no miran al pasado ni al futuro. Miran al presente, a este hoy. En este hoy hemos de dar cabida a Dios, en este hoy con sus dificultades, con sus problemas, con sus adicciones, su aburrimiento, sus temores y sus ilusiones… En este hoy la palabra de Dios tiene que resonar con más fuerza que cualquier otra palabra.
Hoy, nosotros los pobres, somos llenados con el perdón y el amor de Dios. Hoy somos constituidos en "ciudad fortificada" contra el mal.
Hoy como ayer muchos se maravillan de las palabras que salen de la boca de Jesús, de la boca de Dios.
Y hoy como ayer ponemos un pero, un interrogante a esa palabra. ¿No es éste el hijo de José?
Qué bien habla el presidente, pero si supieras…
Qué bien habla el cura, pero si supieras…
Qué bien habla Jesús, pero es sólo el hijo de José…
A los hombres todos se nos pueden poner todo tipo de peros. A Jesús y su palabra no.
Haz aquí los milagros que dicen has hecho en Cafarnaún.
Una manera de negar a Dios, de domesticar su palabra es pedirle milagros. Queremos tener a Dios a nuestro servicio. Nosotros somos los que debemos estar al servicio de Dios.

AVISOS


         Esta semana, por estar el Párroco de Ejercicios Espirituales con otros sacerdotes no habrá Misa de martes a viernes. El lunes será la Misa a las 10 de la mañana, y el sábado a la hora normal. 

sábado, 23 de enero de 2016

Messa Santa Marta 21-01-2016 EN LA QUE TUVE LA GRACIA DE DIOS DE PARTICIPAR

HOJA PARROQUIAL DE LOS RECTORES
Domingo 3º del T.O. Escritura: Nehemías 8,2- 6.8-10; 1 Corintios 12,12-30;
Lucas 1, 1-4,14-21
EVANGELIO
Excelentísimo Teófilo: Muchos han emprendido la tarea de componer un relato de los hechos que se han verificado entre nosotros, siguiendo las tradiciones transmitidas por los que primero fueron testigos oculares y luego predicadores de la palabra. Yo también, después de comprobarlo todo exactamente desde el principio, he resuelto escribírtelos por su orden, para que conozcas la solidez de las enseñanzas que has recibido.
En aquel tiempo, Jesús volvió a Galilea con la fuerza del Espíritu; y su fama se extendió por toda la comarca. Enseñaba en las sinagogas, y todos lo alababan. Fue a Nazaret, donde se había criado, entró en la sinagoga, como era su costumbre los sábados, y se puso en pie para hacer la lectura. Le entregaron el libro del profeta Isaías y, desarrollándolo, encontró el pasaje donde estaba escrito: "El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido. Me ha enviado para dar la Buena Noticia a los pobres, para anunciar a los cautivos la libertad, y a los ciegos la vista. Para dar libertad a los oprimidos; para anunciar el año de gracia del Señor". Y, enrollando el libro, lo devolvió al que le ayudaba y se sentó. Toda la sinagoga tenía los ojos fijos en él. Y él se puso a decirles: "Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír".

http://www.parroquiadelmundo.org/barraparroquia1.gif
COMENTARIO
Érase una vez un seguidor de San Francisco de Asís que le pedía: "Francisco, enséñame a predicar". Y San Francisco le llevaba a visitar a los enfermos, a ayudar a los niños, y a dar comida a los pobres. Juntos recorrían las calles de Asís haciendo el bien a todos. El discípulo le preguntaba , ¿pero cuándo me vas a enseñar a predicar? Francisco le contestaba: "hermano, ya estamos predicando".
Predicando con el ejemplo, con la vida. Nuestra manera de vivir es nuestra predicación. No hace falta tener un micrófono o subir al púlpito para predicar. Todos somos predicadores. Nuestra presencia en la iglesia predica nuestra fe, nuestro amor a Jesús y nuestro deseo de vivir como él vivió.
Cuando usted viene a reunirse con los hermanos en la iglesia, está predicando.
Cuando usted se queda en la cama el domingo, está predicando.
Cuando dice: qué frío hace hoy. Me quedo en casa. Está predicando.
Cada vez que voy al dentista me hace siempre la misma pregunta: "¿Con anestesia o sin anestesia?" A veces, le contesto: hoy, sin anestesia.
La predicación en la iglesia debiera ser siempre sin anestesia.
Sin anestesia se siente más la aguja y el torno, pero no estás ocho horas con las mandíbulas dormidas.
Es más hermoso y práctico un sermón que vemos que un sermón que oímos.
Es más eficaz un sermón que camina que un sermón que se grita. ¿Por qué?
Porque el ojo es mejor alumno que el oído y el ejemplo es más claro que el consejo.
Ambos son necesarios: el sermón que camina y el sermón que se grita, el sermón que nos entra por los ojos y el que nos entra por los oídos.
Y esta es la historia de Jesús de Nazaret.
San Lucas, 4, 14-21, nos dice que Jesús volvió a su pueblo, Nazaret, lleno del Espíritu, enseñaba en la sinagoga y aquel día abrió el libro e hizo la lectura del profeta Isaías.
Todos tenían los ojos fijos en él.
Terminada la lectura dijo: "Hoy se cumplen estas profecías que acaban de escuchar".
Jesús no vino a leer la Biblia. Vino a cumplirla.
Jesús no vino a predicar cosas lindas. Vino a hacer cosas lindas.
Jesús no vino a enseñarnos el camino del cielo. Vino a hacer con nosotros el camino hacia el cielo.
Jesús no vino a predicar el infierno. Vino a abrir las puertas del cielo a todos.
Jesús vino a "proclamar el año de la gracia del Señor".
Amnistía para todos. Libertad para los cautivos. Buenas noticias para los pobres.
Jesús es fantástico pero no porque fuera el mejor predicador, los había más sabios, es fantástico porque su palabra se cumplía, y se cumple, porque vivía lo que decía. Es fantástico por sus obras. Los charlatanes, los políticos, los predicadores, todos nosotros, hacemos promesas y profecías, contamos visiones, ofrecemos la luna, estamos llenos de buenos deseos y qué pobres son nuestras obras.
Nosotros hacemos juramentos de amor eterno y no duran porque confundimos el amor con el placer. Jesús vino a amarnos a todos y su amor dura porque se cumplió y consumó en la cruz.

ESTA SEMANA
LUNES Y MARTES: Reunión con padres de 1º y 2º de Catequesis a las 6 de la tarde
MIÉRCOLES: Cenáculo Contemplativo de la Divina Misericordia a las 20 h.
JUEVES: Retiro espiritual parroquial a las 6 de la tarde


sábado, 16 de enero de 2016

HOJA PARROQUIAL DE LOS RECTORES

 DOMINGO II DEL T.O. Escritura: Isaías 62, 1-5; 1 Corintios 12, 4-11; Juan 2, 1-11

EVANGELIO

En aquel tiempo, había una boda en Caná de Galilea, y la Madre deJesús estaba allí. Jesús y sus discípulos estaban también invitados a la boda. Faltó el vino, y la Madre de Jesús le dijo: "No les queda vino". Jesús le contestó: "Mujer, déjame, todavía no ha llegado mi hora". Su Madre dijo a los sirvientes: "Haced lo que Él os diga". Había allí colocadas seis tinajas de piedra, para las purificaciones de los judíos, de unos cien litros cada una. Jesús les dijo: "Llenad las tinajas de agua". Y las llenaron hasta arriba.
Entonces les mandó: "Sacad ahora y llevádselo al mayordomo". Ellos se lo llevaron. El mayordomo probó el agua convertida en vino sin saber de dónde venía (los sirvientes sí lo sabían, pues habían sacado el agua), y entonces llamó al novio y le dijo: "Todo el mundo pone primero el vino bueno y cuando ya están bebidos, el peor; tú, en cambio, has guardado el vino bueno hasta ahora".
Así, en Caná de Galilea Jesús comenzó sus signos, manifestó su gloria y creció la fe de sus discípulos en Él.

COMENTARIO

Imagínense que el programa "Corazón Corazón" comenzara, un día, así:
Les presento a Rubén y Carmen. Llevan diez años casados y tienen dos niños muy felices. Van a la iglesia todos los domingos, son voluntarios en actividades parroquiales, aman a sus padres y ayudan a sus hijos con sus deberes.
No se han pegado nunca. No han tenido aventuras extramatrimoniales. No tienen ninguna adicción.
Una pareja feliz que no se está recuperando de nada y no necesita de ninguna terapia.
"Rubén y Carmen, ¿cómo es que ustedes son tan "anormales? ¿Les gusta una vida así"?
"No tenemos ninguna queja. Cada día estamos más felices y más fortalecidos y más bendecidos".
Según el evangelio de hoy, esta es una pareja a la que no le falta el vino porque lo encuentra en el Señor, en la fe.
Otras muchas parejas buscan el vino en mil adicciones.
Las palabras de María, en el evangelio de hoy, me recuerdan una conversación que tuve con un niño de cuatro años. El pequeño vio que tenía una herida en un dedo y me preguntó: "¿Ya se lo has enseñado a mi papá?. Él te lo puede curar".
Me conmovió la confianza de aquel niño en su papá, que podía curar las heridas.
María vio una necesidad, en la boda, y con confianza se dirigió a su hijo y le dijo: "No tienen vino".
Nosotros ya sabemos lo que sucedió: el agua, es decir, el aburrimiento, la vergüenza, el sufrimiento, la tristeza... se convirtió en vino: alegría, animación, abundancia, vida...
"No tienen vino". Se convierte en un gran símbolo. El símbolo de un mundo roto. El símbolo de una vida rota.
Miramos a nuestra vida o a la vida de las personas que conocemos; miramos a nuestras pérdidas necesarias e innecesarias. Nos miramos en el espejo y nos oímos decir: "Ya no tengo vino". ¿Lo has dicho alguna vez? Seguro que sí.
Ya no tengo paciencia. Ya me he quedado sin fe. No tengo dinero. Ya no confío ni en mi mujer. La luna de miel se acabó. La vida es insoportable. Cuando dices alguna de estas cosas estás afirmando que te has quedado sin vino.
El problema no está en que te hayas quedado sin vino o que tengas una herida en el dedo o en el corazón. El problema es éste: ¿hay una madre o un niño de cuatro años que se dé cuenta y te ofrezca ayuda o te indique donde puedes conseguir una buena ayuda, un buen consejo...? Aquí viene en nuestra ayuda el evangelio de hoy. Jesús quiere entrar en nuestra vida con su poder para transformar nuestra miseria en el vino del crecimiento y de la realización.
Jesús contó con la ayuda de aquellos sirvientes y necesita también nuestra ayuda para seguir realizando nuevos signos.
Jesús no resolvió los problemas del mundo: la educación, la guerra, la seguridad social, las drogas, la pena de muerte... Aquel día Jesús era un simple invitado en el banquete de bodas pero su presencia hizo una gran diferencia.
Con la ayuda de los sirvientes cambió el agua en vino y cambió la tristeza en alegría.
María dijo a Jesús: "No tienen vino" Y dijo a los sirvientes: "Haced lo que Él os diga".
Y el vino nuevo no estaba en esas tinajas de piedra, -corazones de piedra-, Jesús era el vino nuevo, el milagro nuevo, el nuevo rostro de Dios, la nueva bendición para todos los que nos hemos quedado sin vino en algún momento de nuestra vida.
Nosotros, los que venimos a la iglesia, al banquete de la boda, a la Eucaristía, nosotros sabemos quién es el nuevo vino y qué dulce es. Mientras mucha gente sigue emborrachándose con el vino malo y viejo.
Tenemos que decirles que el mejor vino ha sido guardado para ellos y que es el amor y el perdón de Jesús.
Ustedes tienen maridos, hijos, amigos, vecinos que se han quedado sin vino. Por favor llenen sus copas con el vino de la amistad, invítenles a saborear la bondad del Señor, anímenles a participar en el banquete del Señor, díganles que traigan su agua para ser transformada en vino, en alegría, en sentido para su vida.
Hay parejas anormales a los ojos del mundo que son la mar de normales vistas con los ojos de Dios.
AVISOS


Esta semana, debido a la peregrinación a Roma de un grupo del APOSTOLADO DE LA DIVINA MISERICORDIA,  la Misa del lunes se celebra a las 10 m. De martes a jueves no hay Misa.

domingo, 10 de enero de 2016