sábado, 23 de mayo de 2015

HOJA PARROQUIAL DE LOS RECTORES

DOMINGO DE PENTECOSTÉS. Escritura: Hechos 2, 1-11; 1 Corintios 12, 3-7.12-13;
Juan 20, 19-23
http://www.parroquiaelpilarsoria.es/barraparroquia1.gif

EVANGELIO
Al anochecer de aquel día, el día primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. En esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: Paz a vosotros.
Y diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor.
Jesús repitió: Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo.
Y dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.
http://www.parroquiaelpilarsoria.es/barraparroquia1.gif


COMENTARIO

Estaba yo un día sentado en la orilla del mar, saqué del agua una piedra hermosa, dura, redonda y la rompí. Su interior estaba completamente seco. Esta piedra llevaba años dentro del agua, pero el agua no había penetrado en ella.
Lo mismo ocurre con nosotros los cristianos de. Siempre inmersos en el Espíritu pero, tal vez, por dentro secos. Hoy es Pentecostés, la fiesta del Espíritu Santo. El Espíritu es el protagonista silencioso pero eficaz de toda la historia de la salvación. Desde la primera página de la Biblia hasta la última el Espíritu Santo lo llena todo, lo penetra todo, lo invade todo. El Espíritu es el maestro interior, el maestro del corazón.

Pentecostés, fiesta del Espíritu, ¿y dónde estaríamos nosotros sin el Espíritu?
Pentecostés, día del nacimiento de la Iglesia, ¿y dónde estaríamos nosotros sin el Espíritu?
Pentecostés, la fiesta de los creyentes, ¿y cómo creeríamos en Jesucristo sin la presencia del Espíritu en nosotros?
"Cuando llegó Pentecostés estaban todos reunido en un mismo lugar". Con las puertas cerradas. Tenían miedo. Oraban. Se sentían solos. Esperaban la visita del Espíritu.
"Y dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: Recibid el Espíritu Santo".
Se abrieron las puertas y sus bocas para hablar de Jesús. Ese día Jerusalén presenció la primera y más gloriosa manifestación de su historia.
Pentecostés no es la voz del hombre sino la fuerza del Espíritu.
No es el testimonio del hombre sino el testimonio del Espíritu a favor de Jesús.
Pentecostés, fuego que quema lo viejo y nos hace nacer a lo nuevo.
Pentecostés, viento huracanado que se lleva lo viejo y nos visita con lo nuevo, la vida y la gracia de Dios.
El Pentecostés de los apóstoles lo hemos escuchado muchas veces. Ellos lo vivieron en plenitud y gracias a ellos nosotros lo vivimos también hoy.
Hoy, es nuestro Pentecostés.
Reunidos para que el Espíritu Santo abra nuestras puertas cerradas, abra las prisiones que nosotros hemos hecho. Tú eres una prisión y el carcelero que guarda las ofensas que no puedes perdonar, los miedos que no puedes vencer, los ídolos y supersticiones que nos quieres botar, la carne, prisión secreta en la que vives a gusto. Tú, el carcelero de tus propias debilidades.
Hoy, recibimos el Espíritu de Jesús para abrir la puerta y llenarnos del viento fresco y del fuego que quema todo lo que guardamos en nuestra cárcel.
  1. Recibir el Espíritu Santo es tener poder para perdonar. La presencia del Espíritu en nosotros es poder de perdonar. Él quema mis pecados y en esta limpieza puedo hacer lo mismo.
  2. Recibir el Espíritu Santo es tener poder para cantar las hazañas de Dios. El nos da la valentía y nos enseña el mensaje. No tenemos que inventar nada.
  3. Recibir el Espíritu Santo es vivir la unidad. Nos necesitamos los unos a los otros porque nadie tiene todos los dones del Espíritu.
  4. Recibir el Espíritu Santo es dejarse conducir por Él.
  5. Recibir el Espíritu Santo es ser instrumentos suyos.

¡VEN ESPÍRITU SANTO Y LLENA NUESTROS CORAZONES CON EL FUEGO DE TU AMOR!
-------------------------------------

AVISOS

El próximo MIÉRCOLES tenemos CENACULO DE LA D. MISERICORDIA A LAS 20,30

El próximo JUEVES tenemos a las 18,30 RETIRO ESPIRITUAL  organizado por la HERMANDAD DEL CRISTO DEL OLIVO.

Nuestras páginas en Internet: www.divinamisericordiamurcia.blogspot.com

www.forohumantias.blogspot.com 
Religión en Libertad: Blog: Un alma para el mundo.  
Fecebook: Un alma para el mundo

sábado, 9 de mayo de 2015

HOJA PARROQUIAL DE LOS RECTORES

Domingo VI de Pascua-B. Escritura: Hechos de los Apóstoles 10, 25-26.34-35.44-48;
1Juan 4, 7-10; Juan 15, 9-17

EVANGELIO

.En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: Como el Padre me ha
 amado, así os he amado yo; permaneced en mi amor. Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; lo mismo que yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. Os he hablado de esto para que mi alegría esté en vosotros, y vuestra alegría llegue a plenitud.
Este es mi mandamiento: que os améis unos a otros como yo os he amado. Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando.
Ya no os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; a vosotros os llamo amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer. No sois vosotros los que me habéis elegido, soy yo quien os he elegido; y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto dure.
De modo que lo que pidáis al Padre en mi nombre, os lo dé. Esto os mando: que os améis unos a otros.


http://www.parroquiaelpilarsoria.es/barraparroquia1.gif
COMENTARIO

Érase una vez un zapatero ya muy anciano y muy cansado. Deseaba morir para ir con el Señor y deseaba también que el Señor lo visitara en su tienda.
Un día mientras rezaba oyó una voz que le dijo: Mañana iré a tu tienda. Se puso a trabajar más feliz que nunca pero no pasó nada especial. Al rato entró una señora quejándose de unos niños que la insultaban y le robaban parte de la compra. El zapatero habló con ellos y prometieron no hacerlo más.
Más tarde entró un forastero preguntando por una dirección y lo acompañó hasta el lugar
indicado. Luego entró una niña que tenía el padre enfermo y juntos se fueron en busca de un médico para que lo visitara. Poco antes de cerrar la tienda llegó un mendigo que quería comer y lo llevó a la Carreta y le pagó la cena.
Cerró su tienda y se dijo, el Señor no ha venido a verme. Ya en casa y antes de acostarse oró diciendo: Señor, he estado muy ocupado, hoy, espero no hayas venido a visitarme mientras estaba fuera. Y una voz dijo: "Vine a visitarte en cada persona que ayudaste. Sé que disfrutaste con mi presencia. Estoy muy contento del buen trato que me diste".
La palabra de Dios no sólo nos dice quién es el Señor sino quiénes somos nosotros y cuál es nuestra relación con él y con los hermanos. Yo soy el buen Pastor y doy mi vida por mis ovejas; por vosotros.
Yo soy la vid verdadera, si no permanecen en mi no pueden dar fruto.
Hoy, el Señor nos dice: "Ya no os llamo siervos, a vosotros os llamo amigos". Jesús es el amigo de la infancia, de la juventud y de siempre. Jesús es el amigo que viene a contarnos su gran secreto. Y el secreto que nos confía Jesús no es para ser guardado sino para ser publicado a los cuatro vientos. El secreto de Jesús es el más importante para nuestra vida.
Déjame que te diga un secreto: tú tienes un enamorado.
¿Yo, un enamorado? Si soy un niño.
¿Yo, un enamorado? Si soy casada.
¿Yo, un enamorado? Si soy un cura.
¿Yo, un enamorado? ¡Qué más quisiera yo!
"A vosotros os he dado a conocer a mi Padre. Y mi Padre es Amor". "Permaneced en mi Amor". Este es el enamorado que todos tenemos: Dios Padre. Este Padre nos dio a su hijo para decirnos su amor y para demostrarlo con la prueba de la sangre. "No hay amor más grande que el de dar la vida por los amigos".
Este es el amor grande y apasionado de nuestro amigo Jesús: murió por amor y sigue vivo y resucitado para seguir amándonos. Dice un escritor que el enamoramiento es cuestión de atención. Uno fija su atención en un detalle de una persona: una peca, unas pestañas grandes, una oreja redondita, unos ojos verdes… vosotros sabéis mucho más que yo de eso, y surge el flechazo. Y nuestra atención queda grabada en ese puntito insignificante para siempre. ¿Y en qué detalles se ha fijado Dios para enamorarse de mí?
No en tu estatura, ni en tu color, ni en tus pecas, ni en tus ojos… Dios se ha fijado en tu corazón, que Él hizo para amarle a Él y a los hermanos. Dios es amor y eres amado por Dios.

PRIMERAS COMUNIONES


Hemos comenzados la celebración de las Primeras Comuniones. 38 niños se están acercando a Jesús para recibirlo por primera vez. Reza por ellos y sus padres para que sigan recibiéndolo siempre.

martes, 5 de mayo de 2015

AÑO JUBILAR DE LA MISERICORDIA





Año de la Misericordia: ideas, logo, lema, calendario, internet
Intervención del arzobispo Rino Fisichella, presidente del Consejo Pontificio para la Nueva Evangelización
En la Exhortación apostólica Evangelii gaudium, que es como la carta programática del pontificado del Papa Francisco, se encuentra una expresión reveladora que ayuda a captar el sentido del Jubileo extraordinario que fue convocado el pasado 11 de abril: “La Iglesia vive un deseo inagotable de brindar misericordia, fruto de haber experimentado la infinita misericordia del Padre y su fuerza difusiva” (EG 24). Es a partir de este deseo que es necesario releer la Bula de convocación del Jubileo Misericordiae vultus con la que el Papa Francisco ha comunicado los fines del Año Santo.
Apertura y clausura
Como ya es sabido, las dos fechas indicativas serán el 8 de diciembre, solemnidad de la Inmaculada Concepción, en la que tendrá lugar la apertura de la Puerta Santa en la Basílica de San Pedro y el 20 de noviembre de 2016, Solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo Rey del Universo, día en el que concluirá el Año Santo. En medio de estas dos fechas se desarrollará un calendario de celebraciones con varios eventos.
No será ni quiere ser una reedición del Gran Jubileo del Año 2000
Es bueno insistir desde ahora, para evitar malentendidos, que el Jubileo de la Misericordia no es y no quiere ser el Grande Jubileo del Año 2000. Cualquier comparación al respecto carece de sentido porque cada Año santo tiene sus propias peculiaridades y finalidades. El Papa desea que este Jubileo sea vivido tanto en Roma cono en la Iglesias locales; este hecho implica una atención especial a la vida de las Iglesias particulares y a sus exigencias, de manera que las iniciativas propuestas buscan complementar y no sobreponerse a los calendario locales. Además, por primera vez en la historia de los Jubileos se ofrece la posibilidad de abrir la Puerta Santa –Puerta de la Misericordia- también en cada una de las diócesis, especialmente en la Catedral o en otra iglesia significativa, o en un Santuario que revista una especial importancia para los fieles. Del mismo modo, es fácil percibir en la Bula de convocación otras características que lo hacen único. La evocación misma de la misericordia rompe ya los esquemas tradicionales. Además, la historia de los Jubileos se caracteriza por recurrir cada 25 y 50 años. Los dos Jubileos extraordinarios celebrados hasta ahora han respetado la recurrencia del aniversario de la redención realizada por Cristo (1933.1983).
Este será un jubileo temático
Este, en cambio, es un Jubileo temático que toma su fuerza del contenido central de la fe y busca recordarle a la Iglesia la misión prioritaria que tiene de ser signo y testimonio de la misericordia en todos los aspectos de su vida pastoral. Pienso también en la llamada hecha por el Papa Francesco al hebraísmo y al Islam a descubrir en el tema de la misericordia la vía del diálogo y de la superación de las dificultades por todos conocidas.
No se puede olvidar, finalmente, que otro aspecto original es dado por los Misioneros de la Misericordia. El Papa Francisco les dará el mandato el Miércoles de Ceniza durante la celebración en San Pedro. Los Misioneros deberán ser sacerdotes pacientes, capaces de comprender los límites de los hombres, pero listos para difundir, en la predicación y en la confesión, el efluvio bondadoso del buen pastor. No quiero, sin embargo, detenerme en cuestiones de carácter general para poder abordar con mayor amplitud lo concerniente a la organización del Año Santo.
Logo y lema
Comencemos por el logo que constituye un compendio teológico de la misericordia y del lema que lo acompaña. Con el lema, tomado de Lc 6,36,Misericordiosos como el Padre se propone vivir la misericordia siguiendo el ejemplo del Padre, que pide no juzgar y no condenar, sino perdonar y amar sin medida (cfr. Lc 6,37-38).
El logo – obra del jesuita Marko I. Rupnik – se presenta como un pequeño compendio teológico de la misericordia. Muestra, en efecto, al Hijo que carga sobre sus hombros al hombre extraviado, recuperando así una imagen muy apreciada en la Iglesia antigua, ya que indicaba el amor de Cristo que lleva a término el misterio de su encarnación con la redención. El dibujo se ha realizado en modo tal de destacar el Buen Pastor que toca en profundidad la carne del hombre, y lo hace con un amor capaz de cambiarle la vida. Además, es inevitable notar un detalle particular: el Buen Pastor con extrema misericordia carga sobre sí la humanidad, pero sus ojos se confunden con los del hombre. Cristo ve con el ojo de Adán y este lo hace con el ojo de Cristo. Así, cada hombre descubre en Cristo, nuevo Adán, la propia humanidad y el futuro que lo espera, contemplando en su mirada el amor del Padre. La escena se coloca dentro la mandorla que es también una figura importante en la iconografía antigua y medieval por cuanto evoca la copresencia de las dos naturaleza, divina y humana, en Cristo. Los tres óvalos concéntricos, de color progresivamente más claro hacia el externo, sugieren el movimiento de Cristo que saca al hombre fuera de la noche del pecado y de la muerte. Por otra parte, la profundidad del color más oscuro sugiere también el carácter inescrutable del amor del Padre que todo lo perdona.
El logo ha sido debidamente registrado ante los organismos internacionales competentes para evitar cualquier uso inapropiado y salvaguardar su propiedad. Es obvio que cualquier uso distinto al puramente religioso deberá ser aprobado por el Pontificio Consejo y cualquier abuso en este sentido será denunciado.

Calendario y su triple perspectiva

El Calendario de celebraciones hay que leerlo en una triple perspectiva. Por una parte, hay eventos organizados que contemplan una gran afluencia de fieles. Hemos querido dedicar el primer acontecimiento, del 19 al 21 de enero, a todos los que sirven en los Santuarios y en el campo de las peregrinaciones. Se trata de un signo que queremos dar para hacer comprender que el Año Santo es una verdadera peregrinación y como tal debe ser vivido. Pediremos a los peregrinos hacer un trecho a pie, como preparación para pasar la puerta santa con fe y devoción. Es importante preparar a los que operan en este sector para que vayan más allá de lo meramente turístico; por esto será de gran ayuda que ellos sean los primeros en hacerse peregrinos.
Hemos pensado que también es importante congregar los creyentes que viven de manera especial la experiencia de la misericordia. Es por esto que el 3 de abril habrá una celebración para todas aquellas realidades que se identifican con la espiritualidad de la misericordia (movimientos, asociaciones, institutos religiosos). A su vez, todo el mundo caritativo será llamado a unirse el 4 de septiembre. El voluntariado es el signo concreto de quien vive las obras de misericordia en sus diversas expresiones y merece una celebración especial. De la misma manera, se ha pensado al mundo de la espiritualidad mariana que tendrá su jornada el 9 de octubre para celebrar la Madre de la Misericordia. No faltarán eventos dedicados especialmente a los adolescentes que después de la Confirmación son llamados a profesar la fe. Para ellos hemos pensado la fecha del 24 de abril, habida cuenta que la JMJ de Cracovia, los días 26 a 31 de julio, está destinada a los jóvenes y que no siempre es fácil encontrar un espacio para los adolescentes en la pastoral.
Otro evento será para los diáconos que por vocación y ministerio están llamados a presidir la caridad en la vida de la comunidad cristiana. Para ellos el Jubileo será el 29 de mayo. En cambio, en el 160° aniversario de la Fiesta del Sagrado Corazón, el 3 de junio, se celebrará el Jubileo de los Sacerdotes. El 25 de septiembre será el Jubileo de los catequistas quienes con su empeño por transmitir la fe sostienen la vida de las comunidades cristianas, especialmente en nuestras parroquias.
El 12 de junio dirigiremos la llamada a todos los enfermos y a las personas diversamente hábiles y a cuantos los ayudan con amor y solicitud.El 6 de noviembre celebraremos el Jubileo para los reclusos, que no sucederá solo en las cárceles, sino que estamos estudiando la posibilidad para que algunos de ellos puedan tener la oportunidad de celebrar su proprio Año Santo con el Papa Francisco en San Pedro.
Una segunda perspectiva estará dada por algunos signos que el Papa Francisco realizará en forma simbólica dirigiéndose a algunas “periferias” existenciales para testimoniar de persona la cercanía y la atención a los pobres, a los que sufren, a los marginados y a cuantos tienen necesidad de ternura. Estos momentos tendrán un valor simbólico, pero pediremos a los obispos y a los sacerdotes de realizar en sus propias diócesis el mismo signo, en comunión con el Papa, para que a todos pueda llegar una muestra concreta de la misericordia y del cuidado de la Iglesia. Como signo concreto de la caridad del Papa, que perdurará como memoria de este Jubileo, y para expresar la Misericordia con una ayuda concreta y efectiva, se efectuará un gesto especial hacia alguna realidad necesitada en el mundo.
Una tercera perspectiva es la dedicación a los muchos peregrinos que vendrán a Roma solos y sin una organización a sus espaldas. Para ellos se alistarán algunas iglesias del centro histórico donde podrán encontrar acogida y vivir momentos de oración y de preparación para atravesar la Puerta Santa con la disposición espiritual más apropiada al evento jubilar. De todas formas, todos los peregrinos que llegarán a Roma tendrán un acceso privilegiado para atravesar la Puerta Santa, cosa que se hace necesaria para permitir que el Jubileo sea vivido de manera religiosa, segura y lejos de cualquier forma de intrusismo que hoy día parece aprovecharse de los millones de personas que viajan a los lugares sagrados de la cristiandad.

Internet y redes sociales

El sitio web oficial del Jubileo ya ha sido publicado: www.iubilaeummisericordiae.va, accesible también a través de la dirección www.im.va. El sitio estará disponible en siete idiomas: Italiano, inglés, español, portugués, francés, alemán y polaco. Allí se podrá encontrar la información oficial sobre el calendario de los principales eventos públicos, las indicaciones para participar en los eventos con el Santo Padre y toda comunicación oficial relativa al Jubileo. Mediante este instrumento, las Diócesis podrán recibir información y sugerencias pastorales, inscribirse para dar a conocer su intención de peregrinar y compartir las iniciativas diocesanas. El sitio web está enlazado con los diversos social network (Facebook, Twitter, Instagram, Google Plus e Flickr) para facilitar el conocimiento inmediato de las iniciativas del Santo Padre y poder seguir en tiempo real los eventos más importantes. Estamos estudiando también la posibilidad de una aplicación (app) para integrar mejor la información.
Estamos convencidos que el tema de la Misericordia con el que el Papa ha querido introducir a la Iglesia en el camino jubilar podrá ser un momento de verdadera gracia para todos los cristianos y un renacimiento para proseguir en el camino de la nueva evangelización y de la conversión pastoral que el Papa Francisco nos ha indicado. Como él mismo ha escrito: “En este Año Jubilar la Iglesia se convierta en el eco de la Palabra de Dios que resuena fuerte y decidida como palabra y gesto de perdón, de soporte, de ayuda, de amor. Nunca se canse de ofrecer misericordia y sea siempre paciente en el confortar y perdonar. La Iglesia se haga voz de cada hombre y mujer y repita con confianza y sin descanso: «Acuérdate, Señor, de tu misericordia y de tu amor; que son eternos»” (MV 25).



ALGUNOS SANTUARIOS DE LA DIVINA MISERICORDIA EN EL MUNDO

Legiewniki (Cracovia)

Santuario Mundial de Cracovia
(

(Santuario Nacional de la Divina Misericordia.  Stockbridge, Massachusetts, Estados Unidos

Santuario de la Divina Misericordia. Mysliborz, Polonia


Santuario de la Divina Misericordia en Bialystok, Polonia
 http://webcatolicodejavier.org/SantuarioDeLaDivinaMisericordiaBialystok.jpg

Santuario de la Divina Misericordia. Tocuila, Diócesis de Texcoco. México



Santuario de la Divina Misericordia, Puebla De Los Ángeles, Puebla (México)
Santuario de la Divina Misericordia en Cancún, México. 



Santuario del Señor de la Misericordia de Tepatitlán. Jalisco. México




Templo del Señor de la Divina Misericordia. Acapulco, Guerrero, México



Parroquia de San Juan Bautista y Santuario Diocesano de la Divina Misericordia.
Tenango del Aire. Valle de Chalco, México.










Santuario de la Divina Misericordia en Madrid , España



Santuario de Santa Lucía y Divina Misericordia. Caserta, Italia.



Santuario del Amor Misericordioso. Collevalenza, Italia

Santuario Regional de la Divina Misericordia en Atok, Camerún.


Santuario de la Divina Misericordia en El Salvador, Isla de Mindanao
(Filipinas)
Santuario de la Divina Misericordia en Madras-Mylapore, India.



 Santuario de la Divina Misericordia en Kabuga, Ruanda

Santuario de la Divina Misericordia en Curitiba, Parané, Brasil


Santuario de la Divina Misericordia, Arcoverde, Pernambuco, Brasil




Parroquia de la Divina Misericordia en Villa Fontana, Managua, Nicaragua


 Santuario de Jesús Misericordioso, cerca de Asunción, Paraguay


sábado, 2 de mayo de 2015

HOJA PARROQUIAL DE LOS RECTORES

DOMINGO V DE PASCUA: Escritura: Hechos de los Apóstoles 9, 26-31; 1 Juan 3,
18-24; Juan 15, 1-8

EVANGELIO

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: -Yo soy la verdaderavid y mi Padre es el labrador. A todo sarmiento mío que no da fruto lo arranca, y al que da fruto lo poda para que dé más fruto. Vosotros estáis limpios por las palabras que os he hablado; permaneced en mí y yo en vosotros. Como el sarmiento no puede dar fruto por sí, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí.
Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mi y yo en él, ése da fruto abundante; porque sin mí no podéis hacer nada. Al que no permanece en mí, lo tiran fuera, como el sarmiento, y se seca; luego los recogen y los echan al fuego, y arden.
Si permanecéis en mí y mis palabras permanecen en vosotros, pediréis lo que deseéis, y se realizará.


COMENTARIO

Un misionero en África tenía una lámpara eléctrica que iluminaba la  iglesia y su pequeña casa. Un día le hicieron una visita unos hombres de unos campos lejanos. Uno de ellos se fijó en la bombilla que colgaba del techo de la sala. Cual no fue su sorpresa cuando el cura le dio al interruptor y la bombilla se encendió.
Uno de los visitantes le pidió una bombilla y pensando que la quería como adorno o Juguete le dio una bombilla fundida.

En una de sus visitas a los poblados el misionero entró en la choza del que le había pedido la bombilla y la vio colgada de una cuerda cualquiera. El misionero tuvo que explicarle que para que diera luz necesitaba una lámpara, unos cables, una conexión y una bombilla nueva.
Hoy, nos visita el misionero Jesús en nuestra pequeña casa del Pilar y nos dice: "No pueden producir frutos si no permanecen en mi". ¿De qué sirve tener una bombilla colgada del techo si no está conectada? ¿De qué sirve tener una Biblia si uno no está conectada al que es la Palabra viva de Dios? ¿De qué sirve llevar el nombre de cristiano si uno no está conectado al Cristo que me da el nombre? ¿De qué sirve la hermosura del culto si no damos frutos?
El misionero Jesús nos recuerda, hoy, a todos nosotros: "sin mí no pueden hacer nada".
La vida cristiana, la vida del cristiano, sólo tiene plenitud y sentido si está conectada a Cristo.
Podríamos decir que Jesús es la planta eléctrica y su Padre es el interruptor para que se haga la luz en su casa y para que cada uno de nosotros seamos bombillas que lucen y alumbran. Pero tenemos que estar conectados. Son muchos los que están desconectados. Son muchos los que quieren brillar por sí mismos. Muchos los que hacen sus cosas, muchos los que entienden la religión a su manera, muchos los que se conectan con Dios sólo para mendigar en los tiempos difíciles…
El misionero Jesús nos invita a todos, hoy, a vivir conectados a la planta eléctrica y a botar la bombilla quemada, a vivir una vida centrada en Cristo. "Yo soy la vid verdadera y mi Padre el viñador. Si alguna de mis ramas no produce fruto, él la corta, y limpia toda rama que produce frutos para que dé más".
¡Qué hermosa imagen en los labios de Jesús!  El es la vid verdadera, nosotros somos también parte de esta viña en la medida en que permanecemos unidos a Jesús. Nosotros, los bautizados en Cristo, somos ramas o extensiones que llevamos la savia de Cristo a los hermanos.
Nosotros, los injertados en Cristo, por el bautismo somos signos visibles de la presencia salvadora de Cristo en el mundo.
Nosotros, los que nos alimentamos del cuerpo y la sangre de Cristo, reconocemos que él es la fuente de nuestra energía y de nuestro vivir.
Nosotros, viña de Los Rectores, tenemos que ser podados por el jardinero, por Dios.
Podar duele. Dejarse podar, aunque operación dolorosa, es necesario para poder dar fruto. Podar es cortar todo aquello que nos distrae y aleja de nuestro fin. Podar es cortar ramas muy hermosas pero que nunca darán ningún fruto. Todos tenemos repugnancia a la poda, prescindir de lo frívolo e inútil.
Estas pilas están muertas. Tíralas. Pero hay pilas que son recargables. Nosotros somos pilas recargables. Recargables, si conectadas a Cristo. Recargables, si podados por Cristo. Recargables, con la energía, el poder, el amor y el espíritu de Cristo.
Yo estoy aquí, no para cumplir con un deber, sino para dejarme recargar y llenar con el amor de Dios. ¿Y ustedes?
Y así como una batería recargada da luz y pone en movimiento un coche, así también una vida cristiana recargada con el amor de Dios tiene que producir el vino nuevo del evangelio, los frutos del amor, de la fe y de la esperanza.
Ser discípulo de Jesús es dar los frutos de Jesús.
AVISOS
El próximo domingo, en la Misa de 11,30, recibirán la Primera Comunión los niños: Miguel López, María López, Bibiana Meseguer, José Pablo Abril, Alfonso Alcaraz.  Los acompañaremos con alegría.