sábado, 28 de febrero de 2015

Hoja parroquial de Los Rectores

Domingo 2º de Cuaresma. B.Escritura: Génesis 22, 1-2.9-13.15-18; Romanos 8, 31-34;
Marcos 9, 2-10

EVANGELIO
En aquel tiempo, Jesús se llevó a Pedro, a Santiago y a Juan, subió con ellos a una montaña alta, y se transfiguró delante de ellos. Sus vestidos se volvieron de un blanco deslumbrador, como no puede dejarlos ningún batanero del mundo. Se les aparecieron Elías y Moisés conversando con Jesús. Entonces Pedro tomó la palabra y le dijo a Jesús: "Maestro, ¡qué bien se está aquí! Vamos a hacer tres tiendas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías". Estaban asustados, y no sabía lo que decía. Se formó una nube que los cubrió, y salió una voz de la nube: "Este es mi hijo amado, escuchadlo". De pronto, al mirar alrededor, no vieron a nadie más que a Jesús, solo con ellos. Cuando bajaban de la montaña, Jesús les mandó: "No contéis a nadie lo que habéis visto, hasta que el Hijo del Hombre resucite de entre los muertos". Esto se les quedó grabado y discutían qué quería decir aquello de "resucitar de entre los muertos".
.
http://www.parroquiaelpilarsoria.es/barraparroquia1.gif
COMENTARIO
                Juan era un niño que vivía en un campo. En la escuela vio un gran póster del circo que iba a actuar en la ciudad. Cuando llegó a casa le dijo a su padre: Papá, ¿puedo ir al circo el sábado? Si haces todas tus tareas a tiempo, podrás ir, le contestó su padre.
                Llegó el sábado, las tareas hechas y vestido de domingo, el padre sacó unos euros del bolsillo y después de darle mil consejos le dejó ir a la ciudad.

                Las calles estaban llenas de gente para recibir a todos los artistas del circo. Juan se colocó en primera fila. Nunca había visto un espectáculo tan maravilloso. Un payaso cerraba la caravana. Cuando el payaso pasó junto a Juan, éste sacó del bolsillo sus euros y se los dio y Juan se fue a casa. El niño pensaba que eso era el circo. Sólo había visto el desfile, pero no vio la maravillosa actuación que tendría lugar bajo la carpa.
                Con las cosas de Dios a nosotros nos pasa lo mismo. Cuántas veces hemos confundido a Dios y a su Hijo amado con los eventos religiosos, con las cosas y las personas y los libros…
                Cuántas veces hemos confundido a Dios con nuestro vacío espiritual y nuestra necesidad de llenarlo. Y como el niño que quería ver el circo nos hemos contentado con el colorido y la emoción del desfile pero no hemos entrado en la tienda de su amor; no hemos subido a la montaña donde Dios se transfigura; y es que, hermanos, por más malabarismos que hagamos, Dios es siempre más grande que nosotros, Dios es el misterio que nos envuelve y nos ama.
                La Cuaresma es tiempo de muchas cosas: conversión, fe, austeridad, vacunas… Hoy la Palabra de Dios en el Génesis y en el evangelio de Marcos nos invitan a cambiar nuestra imagen de Dios y a purificarla. "Dios es el Padre que no perdonó a su propio Hijo sino que lo entregó por nosotros y es el Dios que está con nosotros".
Dios no es el policía malo que nos acosa o nos multa. Dios es el padre que siempre está del lado del pecador. Dios no es una estrella fugaz en el espacio, es una presencia permanente en el corazón de la vida. Dios es el Dios de Jesucristo.

Pedro, Santiago y Juan que conocían a un Jesús que hacía milagros, anunciaba el reino, predicaba la conversión y el tiempo nuevo, recorría los caminos de Palestina y discutía con los fariseos, un día en la montaña vieron a un Jesús radiante y transfigurado, una nueva imagen de Jesús. Jesús, fundido en Dios, resplandeció, se transformó, había entrado en la nube del amor de Dios. Y sólo el amor verdadero tiene el poder de transformar. Sólo el amor verdadero nos permite ver al Dios verdadero y transformar las falsas imágenes de Dios. Sólo el amor verdadero nos permite vernos a nosotros mismos como hijos de Dios. La Cuaresma es tiempo de redescubrir el Dios amor. Es el tiempo de escuchar a Jesús, su Hijo amado.






AVISOS
            El Papa francisco nos convoca a un tiempo de oración  para rogar a Dios por los males que aquejan al mundo, que muchos y graves.
                La Parroquia convoca a los feligreses a tener una hora de ADORACIÓN AL SANTÍSIMO, de 8 a 9 de la tarde, el próximo VIERNES, QUE ES PRIMER VIERNES DE MES, teniendo en cuenta lo que el Señor pidió a Santa Margarita María de Alacoque:

 Ofrecer cada Sagrada Comunión como un acto de expiación por las ofensas cometidas contra el Santísimo Sacramento.
Oración: "Oh Dios, que en el corazón de tu Hijo, herido por nuestros pecados, has depositado infinitos tesoros de caridad; te pedimos que, al rendirle el homenaje de nuestro amor, le ofrezcamos una cumplida reparación. Por Jesucristo nuestro Señor. R. Amén.
Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío."

viernes, 20 de febrero de 2015

HOJA PARROQUIAL DE LOS RECTORES

Primer Domingo de Cuaresma Escritura: Génesis 9, 8-15; 1 Pedro 3, 18-22; Marcos 1, 12-15

EVANGELIO
En aquel tiempo, el Espíritu empujó a Jesús al desierto. Se quedó en el desierto cuarenta días, dejándose tentar por Satanás; vivía entre alimañas, y los ángeles le servían. Cuando arrestaron a Juan, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el evangelio de Dios. Decía: "Se ha cumplido el plazo, está cerca el Reino de Dios: Convertíos y creed en el Evangelio".


http://www.parroquiaelpilarsoria.es/barraparroquia1.gif
COMENTARIO
Iba un día el demonio recorriendo el desierto cuando se encontró con un grupo de diablillos que estaban tentando a un santo ermitaño.
Intentaban seducirlo con las tentaciones de la carne pero no conseguían nada.
Le quisieron llenar la cabeza de dudas y de miedos pero no conseguían nada.
Le rodearon de todo tipo de lujos y comodidades diciéndole que su austeridad era una pérdida de tiempo pero no conseguían nada.
El demonio dijo a aquellos diablillos aficionados, déjenmelo a mí y observen.
Se acercó al santo ermitaño y le dijo al oído: ¿sabes la última noticia? Tu hermano ha sido nombrado Obispo de...
Cuando lo oyó una gran envidia se reflejó en el rostro del santo ermitaño. Y pecó.
¿Con qué tentación caes tú?
Este santo ermitaño, hombre al fin y al cabo, tenía su punto débil. La envidia brilló en sus ojos y su corazón se entristeció. ¿Se creía más digno y mejor que su hermano?
                Hemos comenzado la Cuaresma.Tiempo de conversión. Tiempo de fortalecer nuestros puntos débiles. Tiempo de examinar nuestra vida. Tiempo de escuchar e imitar a Jesús.
El evangelista Marcos con dos frases nos ha narrado 40 días de la vida de Jesús. “El Espíritu empujó a Jesús al desierto. Allí permaneció 40 días y fue tentado por Satanás”.
                En su bautismo Jesús recibe el Espíritu Santo y ese mismo Espíritu le empuja al desierto. El Espíritu es el guía de Jesús. El Espíritu está al principio de su ministerio. El Espíritu es la fuera de Jesús en estos 40 asaltos con el demonio.
Antes de lanzarse al ministerio de la predicación Jesús se bautiza: Espíritu y voz del Padre:”Tú eres mi hijo amado”.
                Y después hace un retiro de 40 días. Marcos nos dice que “vivía con los animales salvajes”, es decir, luchas, pruebas, sufrimientos, escasez, tentaciones… En los oídos de Jesús todavía resonaban las palabras del cielo: “Tú eres mi hijo amado”. ¿Sería verdad? ¿Por qué tantas pruebas? ¿Por qué la presencia de Satanás tan sentida, tan insistente, tan fuerte?
                En ese cuadrilátero, en ese ring de los 40 asaltos, nos dice el evangelista Marcos, los ángeles le servían. Jesús no está abandonado a su suerte, no está solo. El Espíritu Santo que lo empuja al desierto está con Él como guía, como fuerza y como vínculo de unión con Dios Padre que pone a prueba a su mejor hijo, a su hijo amado. Tentado por Satanás, Jesús se refugia su Padre  Dios y cierra los oídos al tentador y se prepara para el último asalto, anunciar a los hombres el Reino de Dios y la victoria sobre Satanás.
                En este tiempo de Cuaresma todos somos invitados a subir al ring y a enfrentarnos a los “animales salvajes”. La tentación de Satanás, del enemigo, de los amigos, del dinero, de la carne, del ambiente, la tentación que nos viene de afuera.
                Y la tentación que nace en nuestro corazón. Mi mayor enemigo no está ahí afuera, está dentro de mí. En esta lucha no estoy yo solo. “Los ángeles me sirven como a Jesús. El Espíritu es también mi guía, mi fuerza y mi vínculo de unión con Dios Padre. No estoy yo solo. Dios está conmigo, su hijo amado. La Cuaresma es como una vacuna. El niño tiene miedo a la aguja pero no sabe que ese pinchazo le va a evitar muchas enfermedades. La vacuna contra el enemigo es 40 días de oración, ayuno y limosna.
                Jesús comenzó su predicación con una Buena Noticia. Y con una promesa: una nueva Alianza. Alianza para todos, para siempre e incondicional. La de Noé “era la figura del bautismo que ahora les salva a ustedes”. Y una realización: el reino de Dios ya está aquí.
Mírense y cambien.
Miren a Dios y crean.


PARA ESTA SEMANA

Os invito a programar el camino de la Cuaresma poniendo cada semana una meta concreta. Lo importante es estar en Gracia de Dios, porque de eso se trata.
Y con la Gracia, ¿Qué objetivo nos podemos marcar?
El Papa dice que se trata de ser mas MISERICORDIOSOS, y dejar a Dios ser MISERICORDIOSO con nosotros.

-¿Qué tal si esta semana intentamos ser: UN POCO MÁS AMABLES, MAS PACIENTES, MAS ALEGRES, HACER LA VIDA FELIZ A LOS DEMÁS...?  Sería muy bueno sembrar sonrisas a nuestro alrededor. Hace mucho bien.

TODOS LOS VIERNES REZAREMOS EL VIA CRUCIS AL TERMINAR LA MISA DE 19,30

sábado, 14 de febrero de 2015

Una Verdadera Historia de Amor


 
Los pasajeros observaban con simpatía a la atractiva joven con  bastón blanco que subía cuidadosamente al bus. Ella pagó al conductor, y usando  sus manos para sentir el puesto de la silla, caminó por el pasillo y encontró el sitio que él le dijo estaba vacío. Luego de estar  sentada,puso su maletín sobre sus piernas y  delicadamente apoyó su bastón sobre uno de sus brazos.

Había transcurrido un año desde que Susan, de treinta y cuatro años,quedó ciega, debido a un mal diagnóstico médico. Ella había quedado sin visión, y fue súbitamente conducida al mundo de la oscuridad, frustración, y enojo. Habiendo sido una vez una mujer muy independiente,  ahora Susan se sentía condenada por este terrible giro de fatalidad,  de llegar a ser impotente, sujeta a la ayuda de quienes estaban a su  alrededor.
– “¿Cómo pudo pasarme esto a mí?” expresaba ella y su corazón denotaba un terrible enojo. Pero no importaba cómo había llorado o suplicado, ella sabía la dolorosa realidad de que su visión jamás sería recuperada.
Ahora lo único que ella tenía, era a su esposo Mark.
Mark era un oficial de la Fuerza Aérea, y amaba a Susan con todo su corazón.
Al principio, cuando ella perdió la visión, él la observaba hundida en la desesperación y comenzó a ayudar a su esposa a ganar fuerzas y confianza. Ella necesitaba llegar a ser independiente otra vez. Su trasfondo militar lo había entrenado bien para lidiar con situaciones delicadas, pero él sabía que ésta era la batalla más difícil que había enfrentado.
Finalmente, Susan se sintió preparada para volver a trabajar, pero ¿cómo podría ella llegar a ese lugar? Ella estaba acostumbrada a tomar el bus, pero ahora se le hacía muy difícil circular por la ciudad ella sola. Mark se ofreció a llevarla al trabajo todos los días, a pesar de que trabajaban en lugares distantes de la ciudad. Al principio, esto confortaba a Susan y llenaba la necesidad de Mark de proteger a su invidente esposa, quien se sentía muy insegura de superar este aspecto.
Pronto, Mark entendió que este método no estaba funcionando; era costoso y extenuante. Susan iba a tener que empezar a tomar nuevamente el bus, se decía para sí. Pero sólo el pensar mencionarle esto a su esposa lo hacía temblar. Ella estaba todavía muy frágil y enojada. ¿Cómo reaccionaría?
Tal como Mark lo predijo, Susan se horrorizó con la idea de tomar el bus nuevamente. “¡Soy ciega!” respondió gritando.
“Cómo se supone que voy a saber dónde estoy?”
“Me siento como si me estuvieras abandonando”.
El corazón de Mark se rompió al oír estas palabras, pero sabía que tenía que hacerlo. Él le prometió a Susan que cada mañana y cada tarde subiría al bus con ella, el tiempo que fuera necesario, hasta que ella lo lograra por sí misma.
Y fue exactamente así como lo hizo.
Por dos semanas, Mark, con su uniforme militar, acompañó a Susan hacia y desde su trabajo cada día. El le enseñó cómo apoyarse en sus otros sentidos, especialmente en el del oído, para saber dónde estaba y cómo adaptarse a su nuevo entorno. Él la ayudó a hacer amistad con el conductor del bus, quien podría observarla, y guardarle un puesto. Él la hacía reír, aún en esos días no muy buenos. Cada mañana, ellos hacían el recorrido juntos, y Mark se regresaba para ir a su oficina.
A pesar de que esta rutina era aún mucho más costosa y extenuante, Mark sabía que sólo era asunto de tiempo para que Susan fuera capaz de tomar el bus por ella misma. Él creía en ella, en la Susan que él estaba acostumbrado a tratar antes de que perdiera la vista, quien no temía ningún reto y quien nunca jamás renunciaba.
Un día, Susan decidió que estaba lista para probar viajar sola. El lunes en la mañana, antes de levantarse, ella colocó sus brazos alrededor de Mark, su esposo, su mejor amigo, y su compañero para tomar el bus temporalmente. Sus ojos se llenaron de lágrimas de gratitud por su lealtad, su paciencia y su amor. Ella le dijo adiós y, por primera vez, salieron por diferentes rutas.
Lunes, martes, miércoles, jueves…. Cada día fue perfecto para ella.
Susan nunca se había sentido mejor. ¡Lo estaba haciendo!
Ella estaba haciéndolo todo sola.
El viernes en la mañana, Susan tomó el bus para ir trabajar como de costumbre. Cuando estaba pagando, e iba saliendo del bus,el conductor dijo:
– “Señora, de seguro que la envidio”.
Susan no estaba segura si el conductor se refería o no a ella. Después de todo, ¿quién en este mundo podría envidiar a una mujer ciega, que luchaba por tomar fuerzas para continuar viviendo?
Curiosa, ella le preguntó:
– “¿Por qué dice usted que me envidia?
Él respondió:
– “Debe sentirse muy bien ser cuidada y protegida como lo han hecho con usted”.
Susan no tenía idea de lo que el conductor estaba hablando, y preguntó otra vez:- “Qué quiere decir?”
El conductor respondió:
– Desde la semana pasada, cada mañana, un gentil caballero con uniforme militar ha estado esperando en la esquina vigilándola cuando usted baja del bus.
Él se asegura que usted cruce la calle, y la observa hasta que usted entra al edificio donde trabaja. Entonces él le tira un beso, le da un pequeño saludo, y se va.
Usted es una dama con suerte.
La felicidad inundó a Susan. A pesar de que ella físicamente no podía verle, ella siempre sentía la presencia de Mark.
Ella era bendecida, tan bendecida, porque él le había dado un regalo más poderoso que la visión, un regalo que ella no necesitaba ver para creerlo:
El regalo del amor que le pudo traer luz, donde existía oscuridad.
Autor Desconocido
Hoja parroquial de los rectores
 Domingo 6 del T.O.,ciclo B Escritura: Levítico 13, 1-2.44-46; 1 Corintios 10,31 – 11,1; Marcos 1, 40-45
EVANGELIO
En aquel tiempo, se acercó a Jesús un leproso, suplicándole de rodillas: "Si quieres, puedes limpiarme". Sintiendo lástima, extendió la mano y lo tocó, diciendo: "Quiero: queda limpio". La lepra se le quitó inmediatamente, y quedó limpio Él lo despidió, encargándole severamente: "No se lo digas a nadie; pero, para que conste, ve a
presentarte al sacerdote y ofrece por tu purificación lo que mandó Moisés". Pero, cuando se fue, empezó a divulgar el hecho con grandes ponderaciones, de modo que Jesús ya no podía entrar abiertamente en ningún pueblo; se quedaban fuera, en descampado; y aún así acudían a él de todas partes.
http://www.parroquiaelpilarsoria.es/barraparroquia1.gif
COMENTARIO
¿Han oído alguna vez la palabra Molokai?
Para mí es una palabra de mi infancia, de mi catequesis, una palabra de miedo y de esperanza. Molokai fue una isla maldita durante muchos años. En ella vivían sólo leprosos que gritarían como los que describe el libro del Levítico y el evangelio de Marcos: impuro. Y allí vivían separados del resto de los hombres.
La compasión que sintió Jesús por el leproso del evangelio ha existido siempre en la iglesia de Jesús.
Un día, un sacerdote, el P. Damián decidió ejercer su ministerio entre los leprosos de Molokai. Y se entregó a ellos con la misma compasión de Jesús. Y un día comenzó su predicación con estas palabras: "Mis hermanos leprosos". Aquel día el P. Damián no sólo era el párroco era también su igual, era un leproso más. Nunca volvió a su tierra y murió de lepra. Como leproso que era tenía prohibido salir de la isla maldita.


Como ven la ternura de Dios sigue viva y se manifiesta a través de sus hijos. Y se manifestó con poder en la actuación de su mejor hijo: Jesús de Nazaret.
Los hombres ponemos en cuarentena a los enfermos contagiosos, aislamos y marginamos a los que tienen sida, a los que tienen la piel de otro color. En tiempos de Jesús, hemos leído, les exigían una doble dosis de sufrimiento: el sufrimiento de la enfermedad más el sufrimiento de la soledad.
En tiempos de Jesús como hoy la pureza de la raza, la pureza de la sangre, la pureza moral y aún la religiosa se medía por lo exterior: manchas, color, idioma... ¡Qué barbaridad! La piel sigue siendo una barrera, una frontera que separa a muchos hermanos.  Nosotros sabemos que Dios no tiene acepción de personas. Nosotros sabemos que Dios mira el corazón, no la piel. Nosotros sabemos que Dios envió a Jesús para derribar todas las barreras que nos separan de Él y de los hermanos. Nosotros sabemos que para Dios nadie es intocable, nadie es impuro. Nosotros sabemos que Dios no quiere cuarentenas ni separaciones.
Jesús es nuestra sabiduría. Jesús es la prueba de que esto es verdad. Jesús miró con compasión al leproso, le tocó, y le dijo: quiero queda limpio. Jesús tocó al intocable y se hizo leproso con él y se contaminó. Y nos enseñó que nadie es intocable, que todos podemos ser tocados por el amor de Dios y podemos quedar limpios. En Nueva York hay un hombre muy rico, Mr. Trump, que no da la mano a nadie para no contaminarse con gérmenes nocivos.
Jesús tocó al leproso porque sintió compasión y amor y el amor verdadero necesita tocar para reunir y sanar las múltiples heridas del corazón.
Hermanos, Jesús nos quiere tocar pero hay que acercarse a Él con fe.



COMIENZA LA SANTA CUARESMA


El próximo MIÉRCOLES COMENZAMOS LA CUARESMA CON EL RITO DE LA IMPOSICIÓN DE LA CENIZA. No es un tiempo más. La valoración de la Cuaresma depende de la conciencia que tengamos de ser pecadores, “leprosos del alma”, necesitados de perdón y reparación de la ofensas contra Dios y el prójimo. Este tiempo está destinado a dar un paso hacia Dios y buscar su MISERICORDIA. El Papa Francisco dice en su MENSAJE DE CUARESMA para este año: La Cuaresma es un tiempo de renovación para la Iglesia, para las comunidades y para cada creyente. Pero sobre todo es un tiempo de GRACIA… Cada uno de nosotros le interesa a Dios…Dios no es indiferente al mundo…
Aprovecha este tiempo para poner orden en tu alma y hacer algo extraordinario que te acerque más al Amor de Dios.
PROGRAMA
+MIÉRCOLES DE CENIZA: A las 6 t. celebración e imposición de ceniza para niños y personas que no puedan venir a la Misa de 7,30
+A las 7,30 t. Santa Misa e imposición de Ceniza para todos.  +A las 8: Tercera Sesión del SEMINARIO DE VIDA EN LA MISERICORDIA.

+VIERNES a las 8: La Fundadora de los CENACULOS DE LA DIVINA MISERICORDIA, viene desde Miami para dirigir nuestro CENACULO y compartir con nosotros un tiempo de familia espiritual en la Misericordia del Señor. Todos invitados a la oración dirigida por esta santa mujer, que tiene el don de sanación.


sábado, 7 de febrero de 2015

HOJA PARROQUIAL DE LOS RECTORES

  Domingo V del Tiempo Ordinario Ciclo B
Escritura:J ob 7, 1-4.6-7; 1 Corintios 9, 16-19.22-23;Marcos 1, 29-39
EVANGELIO
En aquel tiempo, al salir Jesús y sus discípulos de la sinagoga, fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés. La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, y se lo dijeron. Jesús se acercó, la cogió de la mano y la levantó. Se le pasó la fiebre y se puso a servirles. Al anochecer, cuando se puso el sol, le llevaron todos los enfermos y endemoniados;. La población entera se agolpaba a la puerta. Curó a muchos enfermos de diversos males y expulsó a muchos demonios; y como los 

demonios lo conocían, no les permitía hablar. Se levantó de madrugada, se marchó al descampado y allí se puso a orar. Simón y sus compañeros fueron y, al encontrarlo, le dijeron: "Todo el mundo te busca". El les respondió: "Vámonos a otra parte, a las aldeas cercanas, para predicar allí también; que para eso he salido". Así recorrió toda Galilea, predicando en las sinagogas y expulsando los demonios.
http://www.parroquiaelpilarsoria.es/barraparroquia1.gif
COMENTARIO

Hace unos años un joven profesional circulaba por una calle de Harlem. Iba orgulloso en su flamante Mercedes recién estrenado. De repente vio un niño entre dos coches. Y cuando pasaba a su lado un ladrillo se estrelló contra la puerta de su nuevo coche.
Dio un frenazo y salió furioso. Cogió al niño y comenzó a gritarle todo tipo de amenazas.
Perdone, señor, decía el niño, no sabía qué hacer y le tiré el ladrillo porque nadie paraba. El niño lloraba desconsoladamente mientras señalaba el suelo. Es mi hermano, se ha caído de la silla de ruedas y no lo puedo levantar. ¿Me podría ayudar? El joven lo levantó y lo sentó en su silla de ruedas.
El ejecutivo montó en su Mercedes y nunca lo arregló. El impacto del ladrillo le recordaría siempre a no viajar tan rápido y a que le tuvieran que tirar un ladrillo para prestar ayuda al caído en el camino de la vida.
¿Cuántos ladrillos nos tienen que tirar a nosotros para frenar nuestro ritmo y ver a los hermanos caídos? Nosotros no nos queremos manchar las manos. No queremos denunciar el mal. No queremos correr riesgos y seguimos hacia adelante. Aquel joven, ese día, recibió la pedrada no en el coche, sino en el corazón y lloró con el niño y sanó una vida humana con un sencillo gesto.
El evangelio de Marcos es el evangelio de las piedras que lanzan a Jesús los necesitados. Jesús frena, se detiene y levanta a los caídos. Marcos nos narra un día cualquiera de la vida de Jesús, un sábado cualquiera. Por la mañana en la casa de oración: proclama la palabra, enseña con autoridad y actúa con poder expulsando un espíritu malo. A mediodía: de la casa de oración a la casa de Simón. Curación y comida. Al atardecer: servicio de sanación. De madrugada, cuando todavía estaba muy oscuro, se fue a un lugar solitario y se puso a orar. Así serían la mayoría de los días de Jesús.

ORACIÓN.

Abrir el corazón de par en par a Dios. Darle gracias por el nuevo día. Pedirle fuerza para enfrentarse a la vida. Pedirle sabiduría para hacer su voluntad. Pedirle amor para encajar las pedradas y sentir compasión por los necesitados.. La oración es comunicación con Dios, es el lenguaje del amor.
Cuando nos paseamos por la calle vemos a las personas, celular en mano, comunicándose con sus padres , amigos, novios... necesidad imperiosa de estar conectados. El mundo de Jesús es su Abba, su padre, y la oración es su celular, su medio de conexión con Dios. La oración es la manera de decir a su Padre me importas, te quiero.
Durante el día, la predicación. "Vamos a los pueblos vecinos y yo también predicaré allí, pues para esto he venido". Jesús recorre caminos y calles y casas de oración predicando el Reino de Dios. Y sana a los enfermos, echa los malos espíritus y les manda callar. Predicación y servicio: sanar, perdonar, liberar, hacer personas nuevas y libres. Simón y Andrés interrumpen su oración y le dicen: ¿qué haces aquí solo?, ¿con quién hablas?, ¿por qué pierdes el tiempo?
"Todos te buscamos". Qué hermosa afirmación si fuera verdad! ¿Quién busca a Jesús? ¿Para qué le buscan? -Unos le buscan para ponerle a prueba, -otros le buscan para pedirle un milagro., -otros para traicionarle, -otros para matarle...Todos te buscamos Eso lo podemos decir todos los que estamos aquí. Más difícil nos resulta decir por qué o para qué le buscamos. Le buscamos porque estamos enfermos, tenemos problemas, tenemos miedo a morir, porque es bueno y lo puede todo... Jesús nos invita no sólo a buscarle sino a imitarle. Quiere que un día cualquiera de nuestra vida sea como uno cualquiera de su vida: el celular de la oración, la predicación de la palabra y de la vida, y el servicio. La suegra de Pedro, una vez sanada se puso el delantal y les sirvió. La esencia del seguidor es el servicio.
ESTA SEMANA

El próximo miércoles a las 8 de la tarde tendremos la segunda sesión del SEMINARIO DE VIDA EN LA MISERICORDIA en el Salón Parroquial.


EL PRÓXIMO VIERNES A LAS 20,30 CELEBRAREMOS UNA CENA SOLIDARIA CON MOTIVO DE LA CAMPAÑA CONTRA EL HAMBRE, CUYO MENÚ ES PAN Y ACEITE. ESTAIS TODOS INVITADOS. UNICA CONDICIÓN: CADA PERSONA, O PAREJA, QUE TRAIGA UNA BARRA DE PAN. EL ACEITE Y EL VINO LO PROPORCIONA LA ORGANIZACIÓN. LOS PARTICIPANTES PODRÁN APORTAR AL FINAL UN DONATIVO VOLUNTARIO PARA LA CAMPAÑA DE MANOS UNIDAS.


sábado, 24 de enero de 2015

Hoja parroquial de los rectores

 Domingo 3º del T.O.  Lecturas:  Jonás 3, 1-5.10; 1 Corintios 7, 29-31;
Marcos 1, 14-20

EVANGELIO
Cuando arrestaron a Juan, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el evangelio de Dios. Decía: -Se ha cumplido el plazo, está cerca el Reino de Dios: Convertíos y creed la Buena Noticia.
Pasando junto al lago de Galilea, vio a Simón y a su hermano Andrés, que eran pescadores y estaban echando el copo en el lago.
Jesús les dijo: -Venid conmigo y os haré pescadores de hombres. Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron.
Un poco más adelante vio a Santiago, hijo del Zebedeo, y a su hermano Juan, que estaban en la barca repasando las redes. Los llamó, dejaron a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros y se marcharon con él.
http://www.parroquiaelpilarsoria.es/barraparroquia1.gif

COMENTARIO

Durante la segunda guerra mundial un pueblecito de Baviera fue destruido por las bombas. La iglesia también quedó reducida a escombros. Entre las ruinas, los vecinos encontraron una imagen de Jesús sin brazos ni piernas. Terminada la guerra reconstruyeron el pueblo y la iglesia. Dudaban entre reconstruir la imagen o dejarla tal como la encontraron. Optaron por dejarla como la encontraron y le pusieron esta inscripción: "Ahora no tengo manos ni pies. A partir de hoy, ustedes serán mis brazos y mis pies para ayudar y curar este mundo roto."
El domingo anterior la Palabra de Dios nos invitaba a seguir estas cuatro consignas:
  • Dejar hablar a Dios.
  • Escucharle a Él.
  • Tener valor para cambiar.
  • Dejarse guiar en las cosas del Espíritu.
Yo creo que ninguno de nosotros podemos vivir con fuerza e ilusión el seguimiento de Jesús si no practicamos estas cuatro consignas.
A veces creemos ser más sabios que la Palabra de Dios y tenemos nuestros propios criterios, nuestro almacén de sabiduría y nos rebelamos contra Dios.
Muchos padres no entienden por qué tiene que existir una catequesis bautismal, de primera comunión o de confirmación. Lo arreglarían todo con celebraciones privadas aunque tuvieran que pagar más.
Y yo les digo, ojalá hermanos, hubiera catequesis, palabra de Dios, comunidad cristiana para todos, para todos los días, para toda la vida..
Como un hombre nunca está hecho del todo, un cristiano nunca se acaba de hacer del todo.
El cristiano no se gradúa. Nunca recibe el diploma de licenciado.
La Palabra de Dios, hoy, nos invita a dar un quinto paso. RESPONDER.
Todos hemos sido llamados pero no todos hemos respondido.Los Ninivitas respondieron.
Los Corintios respondieron al "tiempo es corto". Y Jesús nos dice: "el plazo está vencido. El Reino de Dios está llegando".
El tiempo es ahora, ya. Simón y Andrés, Santiago y Juan "inmediatamente dejaron las redes y siguieron a Jesús".
Dejaron familia, trabajo, amigos... y comenzaron a aprender un nuevo oficio: servidores del Reino de Dios. ¿Fueron los primeros llamados por Jesús? Tal vez sí, tal vez no, Sí fueron los primeros en responder y seguir al nuevo Maestro.
Y toda persona que lea los evangelios leerá estos nombres, nombres que inspiran asombro y confianza, valor y fe, atrevimiento y riesgo, llamada y respuesta, vida y destino, vida y muerte entregadas al servicio de su único Señor.
Estamos reunidos en la iglesia de Los Rectores no sólo para decir: ¡qué hermoso, qué grande es mi Salvador! Estamos aquí para responder a la llamada de Jesús. Ahora están de moda los concursos en televisión. Todos quieren ganar dinero y fama.
Y uno piensa, eso no es para mí. No estoy preparado para responder a semejantes preguntas. Nos alegramos con el nuevo millonario pero, nos decimos, yo no seré nunca ese ganador. En la vida cristiana, muchas veces, tenemos esa misma sensación. Y pensamos en la suerte que tuvieron Andrés, Simón, Juan y Santiago. Sí les tocó el millón pero el millón que otros no quisieron. Muchos son los llamados, pocos los que responden. Así fue en el tiempo de Jesús, el evangelio nos cuenta la historia del joven rico que le dio la espalda. Y así es en nuestro tiempo.

ESTA SEMANA

-       +  El día 28 celebramos la fiesta de Santo Tomás de Aquino, nuestro Patrón. Pero la adelantamos a este domingo para que no pase desapercibida. Tendremos fiesta con los niños al terminar la Misa de 11,30
-       +  El próximo miércoles tenemos CENACULO DE LA DIVINA MISERICORDIA a las 20 h.
-        +  El jueves RETIRO ESPIRITUAL adultos a las 6 de la tarde

-         +  El Sábado próximo, un matrimonio residente en Medjugorje nos dará su testimonio sobre la vida y actividades en aquel Santuario Mariano: 20 h. 

viernes, 23 de enero de 2015

UNA VELA POR NUESTROS HERMANOS PERSEGUIDOS

Este domingo enciende una vela y reza por los cristianos perseguidos: aquí tienes materiales

Actualizado 23 enero 2015
 


r

  
Este domingo enciende una vela y reza por los cristianos perseguidos: aquí tienes materiales
Muchas velas grandes o una vela pequeña - es un gesto que puede acompañar la oración
El ruego del Patriarca católico melquita de Siria,Gregorio III Laham, de encender cada noche una vela como "llama de luz y esperanza por la paz en Siria" será amplificado este domingo a las 21 h. en una acción que se difunde ya por las redes sociales y que simboliza una plegaria.

El Patriarca pidió que los cristianos encendieran cada noche una vela y rezaran por la paz en Siria, Oriente Medio y el mundo. El día 25, fiesta de San Pablo y final de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, muchos podrán sumarse a esta iniciativa en las redes sociales.

Cristianos de todas las confesiones y cualquier persona está invitada a sumarse a la petición del Papa Francisco y del Patriarca Greco-Melquita,rezando por los cristianos perseguidos, los refugiados y los que sufren por confesar la fe.

La web del Opus Dei recoge hoy esta acción y ofrece herramientas para difundirla AQUÍ.

El Patriarca pidió "a todos los fieles de la Iglesia greco-melquita católica del mundo árabe, a los de la diáspora en todo el mundo, a todos los creyentes esparcidos por todas partes, a las organizaciones humanitarias, a las instituciones sociales...encender cada noche una vela y decir una oración por la paz en Siria, Oriente Medio y el mundo".

"Nos estáis ayudando a ayudar a otras personas con el poder de la fe y la caridad", aseguraba, en agosto de 2014 el Patriarca en una entrevista con Ayuda a la Iglesia Necesitada. En esa ocasión confesaba: "estamos cansados. A veces perdemos la esperanza. A veces incluso gritamos a Dios. Ahora necesitamos un esfuerzo conjunto para terminar con esta tragedia. Sois nuestra ayuda, lleváis la cruz con nosotros en estos años de tragedia".

El Papa Francisco se refirió en octubre al ecumenismo de la sangre: "Ecumenismo espiritual, rezar juntos y anunciar juntos que Jesús es el Señor, y obrar juntos en ayuda de los pobres, en todas sus pobrezas. Esto se debe hacer, y no olvidar que hoy la sangre de Jesús, derramada por sus numerosos mártires cristianos en diversas partes del mundo, nos interpela y nos impulsa a la unidad. Para los perseguidores, nosotros no estamos divididos, no somos luteranos, ortodoxos, evangélicos, católicos... ¡No! ¡Somos uno! Para los perseguidores, somos cristianos. No les interesa otra cosa. Es el ecumenismo de la sangre que se vive hoy", dijo en un encuentro con los miembros de la Fraternidad Católica de las Comunidades y Asociaciones Carismáticas de Alianza.